Inicio Empresas y Negocios El arte de la oratoria en los negocios

El arte de la oratoria en los negocios

Compartir

En el mundo de los negocios hay gente inteligente, con ideas interesantes y en muchos casos innovadoras. ¿Pero saben expresarlas? Seguramente todos tienen claro lo que quieren decir, pero pocos saben cómo hacerlo. Estos últimos son los que triunfan, y aquí está la importancia de la comunicación oral.

Qué duda cabe de que la oratoria cobra cada día mayor relevancia en el sector empresario. La forma en que los ejecutivos hablan y se comunican es el patrón por el cual luego se los juzga. Por eso hablar con claridad, entusiasmo y persuasión, más que un detalle es una necesidad.

Pero también es cierto que en las empresas no se nota todavía gran preocupación por capacitar a sus ejecutivos en el arte de hablar bien en público. Se nota en conferencias de prensa que, en la mayoría de los casos, están a cargo de empresarios de la primera línea gerencial.

Claro que no sólo se trata de hablar bien cuando a uno le toca ser orador, también es importante conocer las técnicas para poder hacer una correcta presentación de la persona que hablará. Y en este caso, de cada diez presentaciones de oradores seis son casi desastrosas.

Generalmente el público está dispuesto a darle crédito al orador, pero el monto de ese crédito depende, en gran medida, de quien lo presente.

¿Y el mensaje debe ser siempre el mismo, independientemente del auditorio que se tenga enfrente? Evidentemente no; el discurso debe adaptarse al destinatario. Por eso cuanto más se sepa acerca del público para el que se hablará, mejor se podrá adecuar el mensaje a sus necesidades. No es lo mismo hablar para estudiantes, clientes, empleados o accionistas. Cada uno tiene características, intereses y necesidades que lo diferencian.

Saber hablar bien en público no es algo con lo que se nace. En la mayoría de los casos hay que aprender. Es más una técnica que un don. Hay que saber transmitir las ideas. Hoy no hay excusas para no hacerlo bien. Es que no basta sólo con tener un buen contenido de lo que se quiere decir, además hay que saber cuál es la mejor forma de transmitirlo para que el mensaje cause el impacto esperado.

La palabra, lamentablemente cada día más descuidada, es uno de los medios más importantes que tiene el hombre para comunicarse, por eso hay que cuidar la manera de expresarnos porque en ella también está nuestra manera de ser.

Estrategias

* Mire siempre al auditorio: haga “paneos” tratando de detenerse en la gente.
* Prepare la hoja de ruta: si sabemos adónde queremos llegar será más fácil lograrlo.
* Sea breve.
* Emplee un lenguaje accesible, lejos de todo tecnicismo.
* No se vaya del tema: una anécdota puede ser interesante, pero debe ser breve.
* Haga citas, pero no que no sean suyas. No emplee frases del estilo: “Como siempre digo…”
* Postura correcta frente al auditorio: de pie y mostrando su cuerpo entero.
* No imite, sea usted mismo.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?