Inicio Bon Vivir Turismo El CasaCalma Welness Hotel se convierte en un negocio modelo en la...

El CasaCalma Welness Hotel se convierte en un negocio modelo en la región

Compartir

“El momento que vivimos es nuestro propio marketing”, se animan a decir los dueños de CasaCalma, un hotel boutique emplazado en pleno corazón de Buenos Aires, donde se combina la cercanía con los negocios y la recreación.

Este producto nació a fines de 2008, cuando la crisis estallaba con fuerza en la Argentina y el consumo se paralizaba, al mismo tiempo que la caída del turismo que hasta entonces había sido furor en el país se comenzaba a manifestar con fuerza.

Los planes de la empresa siguieron adelante y hoy, a poco más de seis meses de su apertura, ya tienen confirmada la apertura de un hotel en Bogotá, Colombia, y están en avanzadas gestiones en Lima, Perú, según confirmó Carlos Levit, dueño del proyecto.

“Una persona que se hospedó en el hotel, de origen colombiana, conoció el modelo e inmediatamente comenzaron las negociaciones para realizar en su país el mismo emprendimiento”, comentó. Si bien no está confirmado el monto de la inversión, están trabajando firmemente en el proyecto.

La esencia del proyecto
La combinación entre las características de construcción, el decorado y la ubicación, hacen del hotel boutique un espacio único en la Argentina. “El hotel es un oasis en el medio de la ciudad”, agregó Agustina Bottaro, gerente general del hotel.

Cuenta con un diseño especial, pensado para ubicar al huésped en un espacio natural, orgánico y reparador. La diferenciación más importante está dada por un jardín vertical que envuelve todo el edificio por dentro y fuera, maderas claras, muebles curvos y los colores suaves, que invitan a la tranquilidad y el descanso.

Otra clave par distinguirse es que cada cuarto ha sido especialmente concebido como una sala de relax: con grandes dimensiones de más de 50m2, cuentan con el baño integrado, jacuzzi para dos, sauna y ducha especial. La idea es que cada huésped tenga en su habitación su propio spa.

“La filosofía es que la calma se conjuga con la casa, los espacios comunes aportan objetos con diseño, historia, carácter y elementos cotidianos. La propuesta gastronómica tiene sabor y aroma de hogar. Sus productos sanos con el “Honesty Bar” imprimen libertad y comodidad a cada huésped, logrando así la esencia misma de una CASA”, comentan en la empresa.

El Honesty Bar es un servicio por medio del cual el huésped consume todo lo que desea y él mismo lo va registrando para declararlo al final de su estadía.

Por último, CasaCalma se define como un proyecto EcoFriendly, donde se da total prioridad al cuidado de la ecología.

Algunos detalles que permiten lograrlo son:

* Las plantas actúan como filtro envolviendo el edificio, contribuyen en verano e invierno con el balance térmico. Esto es ahorro de energía.
* El doble vidriado y no uso de carpinterías de pvc (veneno ambiental) hace más herméticos los ambientes.
* Cuentan con un sistema de control de consumo de energía con la tarjeta
* La madera utilizada es pino carolina, que asegura sostenibilidad de bosques productivos.
* Productos de limpieza biodegradables
* Empapelado tejido sobre tejido, o sea sintético, con lo que se contribuye a un menor consumo de árboles y deforestación.

Perfil de huéspedes
Este proyecto, que es único en la Argentina, atrae a un diverso perfil de turistas y público en general. Según explicó Noel Verger, gerente de la División Hoteles de L.J.R., el turismo está cambiando mucho, especialmente a partir de la Internet que permite buscar específicamente que es lo que cada uno quiere y evitar el fraude.

“El huésped es cada vez más exigente y segmentado, por eso prosperan los proyectos temáticos. Reclaman cosas muy específicas, además de servicios que ya son básicos como wi fi y buena ubicación”, comentó Verger.

Esta tendencia abre una mejor oportunidad a CasaCalma, que al mismo tiempo se fortifica con el momento que se está viviendo, donde se buscan más opciones para el cuidado de la salud.

“Nuestros huéspedes encuentran en este lugar una ambientación ideal. Tenemos desde turistas hasta gente negocios y muchas embajadas que alojan acá a sus embajadores, tanto de EE.UU, como de Francia y Suecia”, señaló Levit.

También cuentan con muchas mujeres de negocios que encuentran en el lugar una combinación ideal para cuidarse y estar cerca del centro laboral.

En cuanto a los turistas, hay una gran mayoría de europeos, que son quienes tienen una mayor conciencia ecofriendly. “Estamos alineados a una cultura de conservación del planeta que en Argentina es muy incipiente, pero que ha crecido mucho en otros países”, agregó uno de los socios.

Marketing de crisis
La crisis se convirtió en uno de los motores más claros para posicionar el proyecto. “No tenemos un modelo de inspiración, sino que demoramos mucho para lanzarlo pero finalmente lo desarrollamos a nuestro gusto, con la colaboración de gente que viene del sector de la hotelería y el turismo de los principales hoteles del país”, agregó Levit.

La idea es ofrecer un servicio de este tipo en un lugar que se tiene poco en cuenta, pero que permite estar cerca de todo.

Esta misma característica se priorizará tanto en Colombia como en Perú para los nuevos desarrollos, de ubicarlo en pleno corazón de Bogotá y Lima.

Tendencias para el sector
Según Verger, la ocupación hotelera hoy no se encuentra en su mejor momento, pero ve como positivo que la Argentina duplicó las acciones de marketing en el exterior, para atraer más turismo.

“Llevamos muchos años de posicionamiento y todavía hay gente interesada en nuevos desarrollos, especialmente temáticos”, explicó el gerente.

Se trata de inversores que ven en la crisis la oportunidad. Hay proyectos en Palermo y San Telmo, también el Alvear tiene un desarrollo 4 estrellas muy importantes en el centro de la ciudad. En los últimos años el número de hoteles boutique llegó a superar los 30.

Otra opción de negocio es la que está llevando adelante la desarrolladora Dypsa, que levantará hoteles de la cadena Howard Johnson en distintas zonas turísticas del país y los cuartos serán vendidos a inversores privados, que podrán lograr una renta anual cercana al 12 por ciento.

La idea es abrir entre dos y tres por año, y la inversión para convertirse en propietario rondará los 50.000 dólares.

En Palermo Hollywood, el conglomerado argentino OWN Gruop será uno de los primeros en abrir las puertas de un emprendimiento de este tipo, donde se invirtieron u$s1,3 millón, y que ofrece a los dueños de las habitaciones un retorno anual del 20 por ciento.

First South American Investments (FSA), el brazo inversor del griego Grupo Libra en América del Sur, es otro de los que venderá las habitaciones de su “hotel corporativo”, que construye frente a Unicenter.

En tanto, el Grupo Fen desarrolla uno bajo la misma modalidad –en Las Heras, entre Uriburi y Azcuénaga– donde las habitaciones, de unos 30 m2, se venden por más de 100.000 dólares.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?