Inicio Bon Vivir Turismo El clásico de la costa Argentina

El clásico de la costa Argentina

Apenas llegar se siente la brisa marina en el rostro. El murmullo de las olas al romper en los acantilados acompaña los paseos y si los pasos guían hacia el puerto la alegre y típica vocinglería envuelve esa escenografía plena de colores.

Es la ciudad de Mar del Plata la que recibe y seduce.

Playas solitarias, sierra, lagunas, parques recreativos, lugares donde interactuar con la naturaleza y escenarios para todo tipo de prácticas deportivas transforman a Mar del Plata en destino ideal de vacaciones.

A lo largo de su historia, Mar del Plata creció de la mano de arquitectos y proyectistas que encontraron la musa creativa y dejaron una impronta que hoy es parte del acervo histórico y cultural de la ciudad.

Guía de navegantes. >El Faro de Punta Mogotes es todo un símbolo de la ciudad. Fue realizado en París por los arquitectos Barbier, Benard y Turenne quienes también diseñaron los faros de Punta Médanos, Recalada y Monte Hermoso.

La estructura fue traída desarmada y ensamblada pieza por pieza en el espacio de una hectárea que fue donada por Jacinto Peralta Ramos en 1891.

Es una torre metálica con franjas horizontales blancas y rojas, garita roja y casa habitación de 35, 5 metros de altura.

Desde el alto de una barraca desafía tempestades y nieblas para orientar a los navegantes. En el interior hay una Sala Histórica creada por el Servicio de Hidrografía Naval pero en la actualidad no recibe visitas. Fue declarado de interés patrimonial en 1997.

Otro de los edificios históricos es el del Teatro Colón y Club Español. En 1923 la Sociedad Española de Socorros Mutuos decidió crear una importante sala teatral. Fue construida y luego vendió las instalaciones. Actualmente es administrada por la Municipalidad de General Pueyrredón y allí funciona en el mismo inmueble la sede del Club Español y el vice Consulado de España.

Fue declarado de interés patrimonial municipal en 1994.

Presenta una fachada simétrica dominada por un torreón central de piedra rústica, que se une con alas más bajas, a dos torres ubicadas a ambos extremos de la fachada. La superposición de estilos (románico, gótico y renacentista) hace suponer que el edificio se fue modificando con el tiempo y da como resultado una construcción ecléctica.

Patrimonio marplatense
Otro ícono del patrimonio marplatense es el Oratorio Inmaculada Concepción Unzué (1912) ubicado en Jujuy 77. A la hora de visitarlo es bueno tener en cuenta que tiene entrada libre y gratuita de lunes a viernes de 9 a 16. El exterior del edificio es muy simple y no permite imaginar el esplendor interior de estilo neobizantino con cubiertas de mármol de Abisinia, de Carrara y del Proconeso. El oratorio forma parte del edificio donado por María Unzué de Alvear y Concepción Unzué de Casares. Es Monumento Histórico Nacional desde 1985.

Colores del puerto
El puerto de la ciudad de Mar del Plata es un puerto artificial encerrado por dos importantes escolleras: Norte y Sur. Fue inaugurado en 1923 por Pedro Luro y el espejo de agua delimitado por ambas escolleras tiene una superficie de 1.400.000 metros cuadrados.

Es un puerto marítimo de ultramar y pesquero bajo jurisdicción de la Prefectura Mar del Plata, con un área militar, actual asiento de la Base Naval Mar del Plata. La base está protegida por un rompeolas de 474 metros de largo. Es un puerto pesquero, petrolero, cerealero y de explotación turística.

Ubicado al sur del Cabo Corrientes guarda a su alrededor una significativa porción de la historia, la cultura y la economía local. Fue inaugurado en 1922 y es uno de los más grandes del país.

El sector aledaño al puerto fue elegido a comienzos del siglo 20 por muchos inmigrantes de origen italiano por su vinculación con las tareas pesqueras. Su presencia quedó sellada con una marcada impronta. Precisamente el peso de esa influencia se manifiesta en el Museo del Hombre del Puerto Mar del Plata Cleto Ciocchini ubicado en el Centro Comercial Puerto.

Ese sector acoge a numerosos restaurantes populares donde los frutos de mar son la base de una exquisita gastronomía.

En 1996 se creó al sur del puerto una reserva ecológica que se presenta como un ambiente silvestre rodeado por una ciudad. En pocas partes del mundo se tiene el privilegio de contar con un ecosistema, donde es posible encontrar especies de fauna silvestre en contacto directo con el medio urbano. El potencial del paisaje invita al reencuentro del hombre con la naturaleza.

Reserva de Lobos Marinos
La Reserva de Lobos Marinos se encuentra en una pequeña playa ubicada en la costa interna de la escollera sur a 60 metros de la Banquina de Pescadores. El fin es proteger al lobo marino de un pelo. Se la puede observar todo el año a muy corta distancia. En 1994 por ordenanza el lobo marino fue declarado Monumento Natural de Mar del Plata.

A la escollera Sur se puede llegar a pie o en auto y al poco de ingresar se encuentra la reserva de lobos marinos y luego el cementerio de viejos barcos. Desde ese punto se observa la ciudad desde el mar, entre el cabo Corrientes y Punta Mogotes.

Otro lugar destacado para visitar es la Banquina de Pescadores adonde confluyen visitantes durante todo el año. Allí, decenas de lanchas amarillas, la propia actividad portuaria y las visitas sorpresivas de lobos marinos y gaviotas, hacen de ella una de las postales tradicionales de Mar del Plata.

En ese lugar se encuentra el Monumento al Pescador, obra del escultor Capurro.

Es aconsejable visitarla Banquina de Pescadores en las primeras horas de la tarde cuando regresan las lanchas y proceden a la descarga de pescados y mariscos. El lugar fue declarado Patrimonio Histórico Nacional.


Fuente: La Voz del Interior

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?