Inicio Salud y Belleza El conocimiento de los diferentes tipos de células madre es fundamental para...

El conocimiento de los diferentes tipos de células madre es fundamental para comprender sus resultados

Compartir

Los medios de comunicación presentan día a día abundante información sobre el uso de células madre: desde descubrimientos en procesos experimentales, nuevas aplicaciones clínicas en diversos padecimientos; hasta productos cosméticos que se arrogan estar compuestos por este tipo de células para atribuirse propiedades regenerativas para la piel.

Para aquellos que promovemos su preservación, el gran caudal de novedades al respecto puede dar un mayor sustento a nuestra causa. No obstante, es importante contribuir con la divulgación científica en esta materia y echar luz sobre un aspecto difuso pero que resulta fundamental para comprender este cúmulo de información a la cual nos vemos expuestos: la clasificación de los distintos tipos de células madre.

Las células madres son un tipo especial de células indiferenciadas, que tienen la capacidad de auto replicarse y de diferenciarse para formar los diferentes tipos de células de un organismo adulto.

Existen 3 clases de células madre. Su diferencia más significativa radica en el momento de su ciclo de vida que son extraídas para su preservación y/o uso y su capacidad de diferenciación, donde radica el potencial de utilización de las mismas. Ellas son:

Células madre embrionarias: Son aquellas que son extraídas del embrión en la etapa de blastocisto, es decir cuando el embrión tiene 5 ó 6 días de existencia. Por ser las menos especializadas, tienen mayor capacidad de división celular, pudiendo dar origen a mayor cantidad de tejidos. No obstante, su principal inconveniente radica en que la extracción para su uso implica habitualmente la pérdida del embrión

Células madre hematopoyéticas: Son células madre que dan origen a células de la sangre y del tejido linfático, por lo que son utilizadas desde hace varias décadas para la regeneración de la médula ósea a través de un trasplante de médula ósea. En los últimos años se ha comprobada que estas células madre hematopoyéticas no solo pueden dar origen a tejido sanguíneo sino también a cualquier tejido del organismo, desde neuronas hasta células cardíacas o del hígado. Esto ha abierto las puertas de la llamada Medicina Regenerativa y en la actualidad se está probando su aplicación en enfermedades hasta hoy incurables como diabetes, Parkinson, enfermedades cardíacas, hepáticas, etc.

Las células madre hematopoyéticas pueden ser obtenidas de la médula ósea de una persona adulta o ser recolectadas de la sangre del cordón umbilical y la placenta. Las células madre de cordón umbilical son recolectadas en el momento del nacimiento; caso contrario son desechadas. Su extracción y preservación son la especialidad de MaterCell. Tienen la ventaja sobre las de médula ósea en que su extracción es totalmente inocua y que al ser más jóvenes su capacidad de autorreplicación y de diferenciación es mucho mayor. Además, son 100% compatibles con el bebé del cual fueron extraídas. Las células madre de médula ósea son las que más se utilizan en la actualidad para trasplante de médula ósea y para Medicina Regenerativa en adultos, ya que los mismos carecen de sus propias células madre de cordón umbilical.

Células Madre de otros tejidos: Casi todos los órganos y tejidos tienen células madre que regeneran y reemplazan las células que mueren diariamente; ya sea en forma natural o como consecuencia de una enfermedad o agresión. Células madre del tejido graso, de los cartílagos, del músculo y de otros tejidos están siendo ensayados para el tratamiento de diversas enfermedades. Su principal contra es que al no ser células jóvenes su capacidad de replicación (y por ende, su potencial de utilización) es más limitado.

Comprender esta diferencia es clave para saber ponderar la información que habitualmente se nos presenta sobre células madre. Esto implica tener conciencia que:

* Los avances en experimentos con células madre embrionarias tienen un campo de aplicación muy limitado por las restricciones del empleo de este método.
* Las células madre de cordón tienen un mayor campo de acción por descubrir que las células madre extraídas de la médula ósea por su mayor capacidad de división y diferenciación.
* Teniendo en cuenta este campo de acción por descubrir y los resultados preliminares, la no preservación de las células de cordón puede considerarse un despilfarro biológico.
* La mejor célula madre para Medicina Regenerativa es aquella que es sana, joven y 100% compatible con el enfermo para evitar su rechazo. Estas características las poseen las células madre del cordón umbilical, lo cual remarca la importancia de la preservación para su uso autólogo (es decir, en uno mismo) para tener mayores posibilidades de acceder a las mismas en el caso que fuese necesario.
*Las células extraídas de la médula ósea están siendo utilizadas no solo para enfermedades sanguíneas sino para enfermedades no hematológicas.

Ante la avalancha de información sobre esta materia, nuestro compromiso nos impulsa a contribuir con la divulgación científica mediante la interpretación de los datos, para que cada individuo pueda sacar sus propias conclusiones. Cumplir con este requerimiento es además una forma de destacar el profesionalismo con el que trabajamos día a día para impulsar el desarrollo de la ciencia.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?