Inicio Salud y Belleza El cuidado en los implantes mamarios

El cuidado en los implantes mamarios

Por: Dr. Martin Prio, cirujano plastico (Matrícula: 68658), Libera Estética

Los implantes mamarios se han transformado en un recurso para las mujeres que buscan acabar con un complejo o simplemente lucir más atractivas. Actualmente, existen técnicas y materiales que han permitido dar al busto un aspecto más natural y reducir al mínimo los riesgos de complicaciones postoperatorias. Sin embargo, el éxito del resultado final de la cirugía dependerá en gran medida de la calidad de las prótesis mamarias.

Un marcado aumento en los casos de ruptura de las prótesis muy superior a la ruptura media en otras marcas llevó a una inspección en la fábrica PIP realizada del 16 al 18 de Marzo 2010 en la que se constató que el gel de silicona utilizado para rellenar las prótesis no era de la calidad adecuada y no correspondía a la calidad declarada por la fábrica ante la AFSSAPS( Agence francaise de sècuritè sanitaire des produits de santè).
Como consecuencia, la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria suspendió la venta, exportación y utilización de las prótesis PIP (Poly Implant Prothese) porque se fabricaban con un gel de silicona distinto del que habían aprobado las autoridades. Esta baja calidad del gel de silicona genera que trasude (traspase) la cubierta sólida de silicona por lo que esta trasudación excesiva provoca un deterioro en esta cubierta (la bolsita que contiene el gel de silicona).

Para evitar esta situación tan perudicial, los datos de las prótesis utilizadas deberían haber sido brindadas previamente por el cirujano que realizó la operación. Luego de la misma, el cirujano debe entregar a la paciente los stickers que acompañan cada prótesis utilizada en los que figuran los datos de las prótesis como ser la marca, el número de serie, la fecha de fabricación y el volumen, lo cual permite hacer una trazabilidad del producto. Ante cualquier duda, es conveniente consultar con el cirujano lo antes posible.

Para aquellas personas que fueron implantadas con las prótesis PIP, se recomienda que establezcan una cita con el cirujano plástico o su ginecólogo para ser examinadas y que les prescriban los estudios necesarios para observar el estado de las prótesis.

De todos modos, no hay que alarmarse ya que no se han encontrado complicaciones diferentes a las producidas por la ruptura de otros implantes mamarios. Sólo se han detectado una frecuencia mayor de ruptura de los implantes y reacciones inflamatorias. En definitiva, los riesgos no son graves para la salud pero una vez descubierta la ruptura de la prótesis, el implante debe ser retirado y reemplazado inmediatamente.

Las rupturas de las prótesis muchas veces son asintomáticas, en algunos casos se observa una pérdida de volumen mamario, en otros aparece una reacción inflamatoria -enrojecimiento- o una contractura capsular tardía pero lo más importante es realizar los controles ginecológicos habituales o visitar periódicamente al cirujano plástico.

Frente a esta situación ocurrida con las prótesis PIP no es necesario el reemplazo preventivo de los implantes mamarios, sólo se deben realizar los exámenes médicos periódicos. De todas maneras, si se justifica, en casi todos los casos es posible reemplazar de manera inmediata los implantes mamarios pero será el cirujano plástico quien le informará las condiciones óptimas para llevarlo a cabo.

Algunas recomendaciones

– Elegir y confiar en un cirujano plástico de experiencia que le brinde capacidad profesional y esté atento a sus necesidades médicas.
– Utilizar prótesis cuya marca tenga representante en el país y que sean las de mejor calidad según la sugerencia del cirujano.
– Realizar la cirugía en una clínica habilitada con un equipo quirúrgico completo y anestesista.
– Cumplir todas las indicaciones pre y post operatorias del cirujano.
– Las prótesis pueden ser compradas tanto por el cirujano como por la paciente. Lo conveniente es que la empresa proveedora de las prótesis las envíe directamente a la clínica donde se realizará la cirugía, de esta manera se evita cualquier manipulación de las prótesis que puedan comprometer la antisepsia.
– Las mujeres que ya han sido operadas no deben realizar más que los exámenes y controles periódicos
– Si los exámenes no demuestran ninguna patología o cambio de estado de las prótesis, la paciente no debe realizar ningún recambio de prótesis.
– Siempre deben realizarse controles ginecológicos periódicos con o sin prótesis.
– Si la paciente presenta cambio en la forma de la mama, disminución del volumen, reacción inflamatoria o presenta contractura capsular luego de varios años es necesario que vea al cirujano plástico o ginecólogo. De todos modos, si realiza los controles semestrales o anuales con el ginecólogo, difícilmente no esté prevenida si existiera algún problema.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?