Inicio Bon Vivir Turismo El turismo y el deporte se unen en nuevos negocios

El turismo y el deporte se unen en nuevos negocios

“Quería conocer Buenos Aires de una forma diferente. Yo acá corro siempre y entonces me animé a conocer la ciudad corriendo con un guía que me explicó todo. Hice el circuito de la Recoleta y estuvo increíble, se lo recomiendo a todos”, dice Bianca, una brasileña de 29 años que vive en Curitiba y se dedica a la decoración.

“Hace unos meses, hicimos el tour de la zona norte en bicicleta y nos encantó. Ahora que volvimos con nuestra familia hicimos el Sur. Es una alternativa divertida para conocer”, relatan Dana y Mike, de los Estados Unidos. Cada vez hay más turistas como Bianca, Dana y Mike que quieren mezclar sus viajes con actividades deportivas, y la tendencia está impulsando la aparición de emprendimientos turísticos especializados, que por ofertas de 28 a 60 dólares los llevan a correr, a andar en bicicleta, a jugar al tenis o al golf y a ver clásicos del fútbol argentino.

“Hace cinco años, no había espacio para este tipo de oferta porque no había tantos turistas. Ahora, las oportunidades se multiplican”, explica Cristian Calomarde, gerente de la agencia Proyectos Turísticos. Su explicación se alinea con la visión global de la industria. Según Ricardo Roza, presidente de la Asociación Argentina de Viajes de Turismo, “en un mercado que crece existe la posibilidad para proyectos verticales y cada vez aparecen más propuestas”.

Hoy el visitante puede salir a correr por los barrios porteños con un guía que habla inglés, francés e italiano por US$ 60. El paquete incluye un circuito de diez kilómetros, remera, bebida y las fotos de recuerdo. La idea de los corredores llegó al mercado en marzo de este año, de la mano de Urban Running Tours, empresa que desde su nacimiento ya organizó más de 40 tours.
Perfiles

“Vamos a buscar al cliente al hotel y tenemos varios circuitos, aunque no vamos por zonas inseguras como La Boca. El perfil de la gente que nos elige es muy variado, pero se concentra en turistas y empresarios de 20 a 50 años”, explicó Juan Ignacio Lapadula, fundador del proyecto que tiene 11 guías capacitados.

“Investigué, vi experiencias similares en ciudades, como Nueva York, y vi que podía funcionar en la Argentina, que recibe cada vez más turistas. Ya llevamos a correr gente de Dublin, Boston y Leipzig, entre otras ciudades. Es un proyecto que crece y ahora estoy en conversaciones para replicar el modelo en Italia”, agregó el emprendedor.

Por 28 dólares u 85 pesos los extranjeros también pueden recorrer la ciudad en dos ruedas. Ese es el precio que fijó La Bicicleta Naranja, un emprendimiento que comenzó a operar en 2004 y hace dos años dio un salto y diagramó un servicio especial para las empresas que quieren hacer algo original con sus invitados.

“No fuimos los primeros, pero encontramos un lugar e incorporamos una oferta para el segmento corporativo. También incorporamos el servicio de alquiler, que no estaba explotado”, explicó José María Oyarbide, fundador del proyecto que por mes lleva a pasear a unas 400 personas y a los argentinos les ofrece un descuento del 50 por ciento.

“Para los turistas es una forma diferente de recorrer barrios como San Telmo, La Boca o Palermo. Nuestros tours duran entre tres y cuatro horas, y los que más se prenden son los europeos y los norteamericanos”, agregó. El emprendedor está por presentar una oficina en dos ruedas que le permitirá expandir su proyecto sin hacer un gran desembolso.

“Armamos una bicicleta que tiene un escritorio, una notebook, candados y planillas nuestras. Vamos a poner la primera en Palermo, a modo de prototipo, y así los turistas van a tener otro punto de venta”, detalló.
Polo, tenis, golf y fútbol

Noelia Salgueiro se recibió de guía de turismo y se animó a poner su propia agencia, Baires Guiado, en 2006. Desde entonces, lleva a los turistas a jugar al polo, a ver partidos de ese deporte y a asistir a clásicos del fútbol argentino. “Están apareciendo muchas agencias focalizadas en el deporte y todos competimos con las grandes”, explicó Salgueiro.

“El fútbol está presente porque los norteamericanos y los europeos lo piden. Por 65 dólares, los pasamos a buscar por el hotel, los llevamos a la cancha y un guía les explica todo. Tenemos un contacto en las barras para los que quieren estar en las hinchadas, en el corazón del partido”, agregó.

Hoy Baires Guiado lleva unas 50 personas a las canchas por semana. En todos sus recorridos, propone el transporte público para que “la gente pueda ver algo diferente al bus turístico”. Al igual que Baires Guiado, la oferta de Gustavo Poggi, de DC Turismo Tenis, está presente en las entradas de los hoteles para seducir a los amantes del deporte. Poggi diagramó un servicio de clases de tenis en inglés, que incluye traslado a la cancha y una hora y media de juego con profesor por US$ 60.

“Hoy estamos con 15 clientes por mes, principalmente de los Estados Unidos y del interior del país. Empecé con dos profesores y ahora somos cuatro, que atendemos clientes individuales y grupales”, señaló el profesor.

Facundo Soria empezó a ofrecer clases de golf a los turistas hace seis años, aunque en los últimos tres “empezó a crecer el proyecto”. “Cuando empecé con esto, no había algo parecido y ahora las agencias empezaron a incorporar un área de golf. Yo logré meterme en el circuito de profesionales y en los hoteles, y ahora tenemos 150 clientes por año. Vienen muchos de Irlanda e Inglaterra”, concluyó.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?