La medida se adoptará a partir de la semana próxima en la planta de General Alvear, Santa Fe. La razón sería al impacto de la recesión en Brasil que afectó a la exportación nacional. Hay otras plantas afectadas como Volkswagen, que ayer (28/2) anunció la suspensión de 600 trabajadores en General Pacheco por 30 días. “En principio iban a ser 400 despidos, pero logramos un acuerdo para que se transformen en suspensiones por nueve meses y achicar esa cifra a 350 trabajadores”, dijeron desde Smata Rosario.


Después de Volkswagen anunció la suspensión de 600 trabajadores de la planta de General Pacheco por 30 días, ahora la General Motors (GM) de General Alvear (Santa Fe) anunció la suspensión de 350 trabajadores a partir de la semana próxima. Así lo adelantó el titular de Smata Rosario Marcelo Barros, quien además precisó que se evitó un perjuicio mayor: “En principio iban a ser 400 despidos, pero logramos un acuerdo para que se transformen en suspensiones por nueve meses y achicar esa cifra a 350 trabajadores”.

La razón principal que provocaría las suspensiones sería la recesión en Brasil, principal destino de las exportaciones argentinas.

Según Barros, el destino de esos operarios dependerá “de la esperada reactivación de la economía”.

En tanto, desde GM en declaraciones al diario La Capital aclararon que “aún no están concluidas” las negociaciones. Y desde SMATA confirmaron que en los próximos días se sabrá cómo será la modalidad de la medida, en especial con el cobro de los salarios de los empleados que serán suspendidos.

General Motors, que emplea a 2.300 trabajadores, pretendía un recorte salarial en etapas para los suspendidos. Según trascendió pretendía abonar el 85 por ciento de los sueldos durante los primeros tres meses, el 65 por ciento, los tres meses siguientes y finalmente un 55 por ciento.

La exigencia del gremio es que en la primera etapa “no sea menor al 80 por ciento del sueldo de bolsillo”. Al resto de los términos “los estamos discutiendo en reuniones, pero todavía no hemos cerrado nada porque estamos viendo qué podemos solucionar para que la gente no sea despedida”, dijo ayer (28/2) el titular de Smata Rosario aunque no descartó que más adelante la automotriz abra un proceso de retiros voluntarios que hasta ahora no está contemplada y que sí fue implementada en otras automotrices, como VW.

“Nuestro objetivo es mantener las fuentes de trabajo. El Classic y el Agile no se fabrican más desde el año pasado: de 17 (autos por hora) se fue a 15 gracias al nuevo auto que se fabrica, que es el Cruze II. Si bajaba a 13, quedaba un solo turno y nosotros luchamos para que al menos queden dos”, detalló Barros, y agregó que la situación se agrava porque “dependemos de Brasil, y cayó la exportación a ese mercado”.

Fuente: Urgente 24

¿Querés enterarte al instante en tu smartphone?
Seguinos en nuestro canal de Telegram: https://t.me/todoenunclick

También podes seguirnos en:

Twitter: @todoenunclick
Instagram: @todoenunclik
Facebook: https://www.facebook.com/todoenunclick/
Algunos Servicios recomendados por Todo en un click


¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?