Inicio Empresas y Negocios La Argentina y Brasil negociarán cupos para 30 sectores industriales sensibles

La Argentina y Brasil negociarán cupos para 30 sectores industriales sensibles

Compartir

Los gobiernos de la Argentina y el Brasil decidieron impulsar encuentros de negociaciones entre los sectores privados de ambos países donde existen dificultades en el comercio bilateral.

Así lo informaron el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía y el vicecanciller de Brasil, Samuel Pinheiro Guimaraes.

Ambos funcionarios también acordaron que la situación generada por la caída del comercio bilateral es producto de la crisis global y no por medidas proteccionistas.

La Argentina le presentó a Brasil un primer listado con 30 sectores considerados sensibles para comenzar a ser discutidos en una reunión el 18 y 19 de marzo en San Pablo.

En la lista figuran electrodomésticos, textiles y confecciones, maquinaria agrícola, herramientas, maquinas y material eléctrico, juguetes, motos y autopartes, manufacturas de metal y calzados.

Si bien se impulsan acuerdos entre privados, los negociadores argentinos y brasileños consideraron razonable que los empresarios no discutan sobre cupos fijos y que más bien se trabaje sobre porcentajes de mercado.

Esto es así porque en la primera opción, en caso de caer la demanda, ambas partes se verían obligadas a renegociar las cantidades, mientras que en la segunda modalidad el flujo se incrementa o disminuye con la demanda.

Una reunión “armoniosa”
Chiaradía afirmó que “fue una reunión fructífera y armoniosa” y aclaró que la Argentina “no acepta que se refieran a sus medidas como proteccionistas”, al rechazar expresiones de funcionarios y medios de comunicación brasileños de días atrás.

“Estamos tratando de convencerlos que asignar carácter proteccionistas a los otros no es saludable”, dijo luego en declaraciones a la prensa.

El principal negociador argentino ratificó que las medidas que aplica la Argentina contra los productos de Brasil “siguen en pie” y también adelantó que “en algún caso se podrá negociar un aumento de arancel”.

Chiaradía dijo que el concepto de “proteccionismo” hace referencia “a un contexto impuesto por mentalidades que no son la que queremos que se aplique en esta región” y que a su criterio son la de países “que están poniendo centenares de millones de dólares para salvar a sus bancos y empresas”.

Por su lado, el director de Política y Gestión Comercial, Eduardo Bianchi, dijo a la agencia DyN que “logramos lo que fuimos a buscar en la reunión de Brasilia, que fue poner sobre la mesa estos temas”.

Bianchi, que participó de la reunión, dijo que vio a los brasileños “receptivos” a los pedidos, y que Argentina le transmitió que “va a tener en cuenta” el reclamo de Brasil por el ingreso de productos de Asia que desplazan a sus productos.

Por su lado, Pinheiro Guimaraes advirtió que se enfrenta a lo que puede ser “la crisis más grande de la historia del mundo” y que por ello “hay que profundizar el proceso de integración”.

El vicecanciller de Brasil calificó de “circunstancias” a los desacuerdos comerciales con Argentina, las que a su criterio se incrementan cuanto mayor es el intercambio.

En tanto, el secretario ejecutivo del Ministerio de Desarrollo de Brasil, Ivan Ramalho, advirtió que “tenemos también algunos sectores que tienen alguna sensibilidad en relación a la Argentina para los que podemos promover reuniones”.

Críticas a Uruguay
Por otra parte, el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía, rechazó las críticas del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, a las restricciones a las importaciones, al afirmar que ese país “estaba desesperado por salir al mundo y el mundo se cayó”.

Chiaradía afirmó que “la globalización se cayó” y que algunos países con economías muy integradas como Taiwan, Hong Kong y Singapur “se cayeron porque el mundo estaba en un boom producto de una burbuja de crédito”.

La semana pasada, el primer mandatario uruguayo visitó en Brasilia a su par Luiz Inácio Lula Da Silva, a quien le transmitió el malestar de su gobierno por las restricciones de Argentina a las importaciones.

También trascendió que la Cancillería uruguaya trabaja en una presentación al gobierno argentino que recopila las quejas de la cámara de exportadores de ese país, para el cual la Argentina representa su segundo mercado.

Chiaradía dijo que “no existe más lo del proteccionismo porque este es un concepto que lo vendieron de los países ricos”, según DyN.

“Los uruguayos estaban desesperados por salir al mundo y el mundo se cayó”, afirmó el funcionario argentino, quien dijo que en el actual contexto “nadie compra nada” y que por ello estimó que lo más conveniente para el país vecino es trabajar con el Mercosur.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?