Inicio Empresas y Negocios Los emprendedores ganan terreno en medio de la crisis

Los emprendedores ganan terreno en medio de la crisis

Mientras las grandes corporaciones dan a conocer resultados negativos, anuncian despidos masivos a nivel mundial y hablan de bajas –e incluso, nulas- proyecciones de crecimiento para este año, los emprendedores ganan terreno y la incertidumbre generalizada parece no asustarlos. En el caso particular de la Argentina, el índice total de la actividad emprendedora en sus primeras etapas (empresas nacientes y nuevas) fue en 2008 del 16,5% habiendo registrado un aumento respecto al 14,4% del 2007.

Esta tasa ubica a la Argentina nuevamente entre los diez países más emprendedores de los incluidos en el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2008. Los resultados del GEM llevan a estimar que uno de cada siete argentinos (entre 18 y 64 años) está involucrado en algún tipo de actividad emprendedora.

Sin embargo, el crecimiento de estos pequeños proyectos en los últimos meses estuvo más vinculado a una necesidad económica que al aprovechamiento de nuevas oportunidades de negocios.

“Durante las crisis es clave promover el espíritu emprendedor. En épocas como la actual crecen las tasas de actividad emprendedora, muchas veces movida por necesidad tras la disminución del empleo”, enfatiza Silvia de Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship del IAE y del proyecto GEM en la Argentina.

Sin embargo, destaca que “hay que tener cuidado porque es un arma de doble filo ya que si no existen los medios necesarios para emprender, el fracaso va a ser mayor.”

A su vez, la especialista aclara que una no necesariamente una tasa de actividad emprendedora quiere decir que el país está bárbaro. “Cuando los países progresan económicamente , los emprendimientos por necesidad disminuyen”, dispara.

De cara a los próximos meses, la profesora del IAE estima que “la tasa de actividad emprendedora va a seguir aumentando y que si bien van a crecer los emprendimientos por necesidad, no serán los únicos ya que los negocios por oportunidad también se incrementarán.”

Barreras
No obstante, Torres Carbonell advierte que este año los emprendedores tendrán más restricciones para obtener capital y que bajarán mucho las valuaciones de los emprendimientos.

Pero asimismo destaca que habrá sectores en los que los emprendedores podrán aprovechar las oportunidades. Y cita como por ejemplo aquellos proyectos que tiendan a mejorar los costos de las empresas y el nicho del outsourcing, dado que muchas de las grandes compañías optarán por quedarse sólo con su core business y tercearizarán el resto de sus áreas.

Dado el contexto, el año pasado los emprendedores bajaron sus expectativas respecto al crecimiento de los puestos de trabajo que generarán. El 11.7% estima que empleará uno o más en los próximos cinco años, y sólo el 2,8% que tendrá más de 20 empleados.

A su vez, el estudio enfatiza que “la política de Gobierno es el aspecto reconocido por los expertos como la principal debilidad, seguida por los mercados financieros.” Y añade que la apertura del mercado, las normas sociales y culturales y la educación son considerados las mayores fortalezas.

En tanto, desde la perspectiva de los emprendedores relevados por el GEM 2008, el acceso al capital es el aspecto más crítico.

El GEM es un proyecto de investigación que se realiza de forma anual y del que participan 64 países, entre ellos la Argentina a través del Centro de Entrepreneurship del IAE. El relevamiento mide la relación entre emprendedorismo, la actividad emprendedora y el crecimiento económico.

A nivel local, por primera vez dos organismos públicos apoyaron y acompañaron la iniciativa: la agencia nacional de desarrollo de inversiones Prosperar y la subsecretaría de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Emprender por necesidad
La proporción de la actividad de emprendedores motivados por la necesidad midió el 34,8% en el 2008, con un incremento importante respecto al 32,2% en el 2007. El resto de los emprendimientos argentinos están basados en la oportunidad.

Según el estudio, en 2003, 2004, 2005 y 2006 se produjo una reducción en los emprendedores conducidos por necesidad. Este cambio explicó gran parte de la disminución en el total de los emprendedores en etapas tempranas e ilustró una situación más estable con mejores perspectivas para el futuro que las que fueron evidentes durante la crisis económica y social que golpeo al país a finales del 2001.

Pero en el 2007, por primera vez después de la crisis, se produjo un incremento de los emprendedores por necesidad -lo cual se traduce por el aumento general de la tasa de actividad emprendedora en edad temprana- tendencia que continuó en el 2008 y que hizo subir el porcentaje. De acuerdo con los datos del GEM, más de la mitad de los nuevos proyectos locales (56,74%) se orientan a servicios de negocios.

Mujeres que salen a emprender
Con casi 16 mujeres cada 100 que emprenden, la Argentina se ubica entre los países con alta participación femenina. Los hombres, en tanto, son 1,3 veces más emprendedores que las mujeres según el GEM 2008.

Esto refleja un incremento importante en el número de mujeres activas como emprendedoras en etapa temprana, lo cual explica otra de las causas del aumento de la TEA general en la Argentina en 2008.

“Se puede hacer un interesante análisis de las motivaciones para emprender desde la perspectiva de género. El 72% de los hombres emprende por oportunidad y sólo el 28% lo hace por necesidad según el GEM 2008. En cambio el 45% de las mujeres emprende por oportunidad y el 55% por necesidad. Esta tendencia refleja una situación similar a la ocurrida durante la crisis de 2001-2002”, explica el informe.

En este sentido, de Torres Carbonell sostiene que “en el país se está achicando el gap entre hombres y mujeres a favor de éstas últimas que muchas de ellas empiezan a emprender por necesidad, es decir, para cubrir la baja en el ingreso familiar que aporta mensualmente el hombre al disminuirle el trabajo.”

“La actividad empresaria de alto impacto y el desarrollo económico de un país se retroalimentan”, remarca la profesora del IAE y a modo de consejo, dispara: “Recomiendo la generación de alianzas, la realización de proyectos en común para optimizar costos, ir juntos a la conquista de los mercados.”

En cuanto al papel del sector público, Torres Carbonell destaca que el Estado debe activar políticas públicas, mostrarle a los emprendedores dónde hay oportunidades de negocios, darles información, acompañarlos y sacarle el pie de arriba en las regulaciones que no tienen sentido. En su opinión, “el proteccionismo es muy grave para los emprendedores.”


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?