Inicio Empresas y Negocios La crisis automotriz exige que las compañías tomen medidas de inmediato a...

La crisis automotriz exige que las compañías tomen medidas de inmediato a fin de evitar daños financieros

Si las automotrices no actúan ahora, corren el riesgo de sufrir serias consecuencias financieras. Esta es una de las conclusiones del nuevo informe de KPMG “Un camino difícil: los efectos de la actual crisis financiera en la industria automotriz global”. El informe, que brinda una actualización sobre la situación de la industria automotriz en los Estados Unidos y en el mundo, también propone algunas estrategias de negocios para ayudar a las autopartistas, proveedores y concesionarias de la industria automotriz a superar la crisis económica global, e incluso, a beneficiarse de las nuevas oportunidades de inversión y crecimiento.

El informe indica que muchos proveedores de la industria automotriz podrían tener que diversificar sus activos a fin de mantener el flujo de efectivo. Los proveedores del segundo y tercer nivel podrían ser adquiridos por los proveedores del primer nivel, o bien, los proveedores del primer nivel podrían ser adquiridos por las autopartistas que quieren invertir en las áreas clave de sus cadenas de abastecimiento a fin de salvaguardar la producción en curso.

Los países emergentes, estos están demostrando ser un poco más resistentes y, a largo plazo, representan un área interesante de oportunidades. Sin embargo, Argentina particularmente, se encuentra con algunos desafíos adicionales incluyendo la pérdida de competitividad progresiva en relación con Brasil, un contexto actual de alta incertidumbre, costos de materiales y mano de obra incrementales, fuertes presiones sindicales, entre otros. Esto hará de la Argentina un país más vulnerable en comparación a su principal socio estratégico y, por ello, una adecuada planificación y preparación es vital para sobrevivir y posicionarse en un sector donde los modelos de negocios históricos están cambiando radical y rápidamente.

Durante el 2008, la mayoría de las automotrices en los Estados Unidos registraron caídas de dos dígitos en sus ventas. Las ventas de General Motors decayeron 16%, las de Toyota 32% y las de Ford 34%. Incluso Honda, que ha demostrado un sólido desempeño en los Estados Unidos durante los últimos años, ha registrado una caída del 23%.

La falta de efectivo y de fuentes de financiamiento son algunos de los principales motivos que generaron estas disminuciones que, a su vez, ejercen una fuerte presión sobre los proveedores y las concesionarias. Ante esta situación, el riesgo de que los proveedores quiebren y la producción se detenga es aún mayor para las autopartistas. Mientras el crédito continúe siendo caro y difícil de obtener, estas tensiones financieras continuarán afectando a toda la industria, desde los consumidores del producto final hasta las concesionarias, incluyendo las autopartistas y los proveedores.

La situación es igualmente difícil para las concesionarias en los Estados Unidos. La crisis crediticia y la volatilidad de los precios del combustible han desalentado las ventas de los camiones pesados y de las 4×4, obligando a muchas concesionarias a cerrar sus puertas. Los bajos índices de aprobación de préstamos, que pasaron del 83% registrado el año pasado al 63% este año, agravan aún más la situación.

Nuevas estrategias para las compañías
Las automotrices están llevando a cabo una serie de medidas a fin de reducir costos, mejorar los ingresos o posicionarse estratégicamente para el futuro, incluyendo oportunidades de inversión muy atractivas que irán surgiendo como consecuencia natural de la mega reestructuración del sector automotriz.

* Identificación de nuevas fuentes de financiamiento: Si bien los bancos y demás líderes comerciales probablemente se sigan mostrando reticentes a otorgar préstamos a la mayoría de los proveedores, las autopartistas podrían operar como una fuente de financiamiento adicional.

* Optimización de la cadena de abastecimiento: Tanto los proveedores como las autopartistas se concentrarán más en agilizar la cadena de abastecimiento y en asegurar su estabilidad. Las empresas de compras racionalizarán la base de abastecimiento y las piezas estandarizadas. La mayoría incluso continuará reduciendo costos mediante la compra de productos o servicios a proveedores en países de bajo costo. Sin embargo, muchas compañías comenzarán a cuestionar las tradicionales presunciones sobre el funcionamiento eficiente de la cadena de abastecimiento y decidirán acortarla, o bien, trasladarán la producción hacia los lugares donde efectivamente se venden y utilizan los autos, incluso si se trata de países donde los costos son más altos.

* Aumento de la eficiencia impositiva y operativa: Entre los servicios destinados a reducir las obligaciones impositivas y los costos se encuentra la Gestión de la Cadena de Abastecimiento Eficiente en Términos de Impuestos (TESCM). El objetivo principal del servicio TESCM es equilibrar eficientemente las operaciones y los impuestos. Es posible administrar mejor, e incluso reducir, las obligaciones impositivas de una compañía al mismo tiempo que se agilizan las operaciones y se las hace más eficientes, lo que genera aún más ahorros.

* Ventajas de las consolidaciones, desinversiones y reestructuraciones: Según el informe, la reestructuración continuará siendo un tema común en la industria durante los próximos años. Muchas compañías enfrentarán procedimientos concursales e incluso quiebras, y miles de personas perderán sus empleos a causa de las consolidaciones. Sin embargo, KPMG señala que existen grandes oportunidades para las compañías que cuentan con la fortaleza financiera necesaria para beneficiarse de las actuales condiciones del mercado.

* Desarrollo de programas de marketing y ventas más enérgicos: Ford Motor y Chrysler están ofreciendo importantes descuentos en los últimos modelos que salieron al mercado. Ford, en su intento por mantener la serie F como el vehículo más vendido en los Estados Unidos, se está concentrando en los compradores que utilizan camiones en sus actividades comerciales, como por ejemplo las compañías de servicios públicos, las constructoras y los paisajistas, entre otros. Chrysler, por su parte, apunta a que las familias adquieran su camioneta Dodge Ram. En el mercado local, también nos encontramos con descuentos y facilidades de compra interesantes.

* Producción de vehículos más pequeños y más económicos: En medio de la confusión reinante en los mercados financieros del mundo, los amantes de los autos notan una tendencia hacia la fabricación de autos más pequeños y más prácticos. Las autopartistas que logren diseñar, fabricar y comercializar vehículos más pequeños y económicos estarán mejor posicionados para enfrentar el futuro, especialmente cuando la economía mejore.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?