Inicio Bon Vivir Turismo La Cumbrecita se reserva el derecho de admisión

La Cumbrecita se reserva el derecho de admisión

Compartir

La Cumbrecita.- A 450 metros de altura La Cumbrecita se ubica en el faldeo oriental de la Sierra Grande de Córdoba, en el Valle de Calamuchita. Inmerso en una reserva natural de usos múltiples, se trata del primer pueblo peatonal de la Argentina. De 10 a 18 horas, el tránsito está restringido. Los vehículos deben estacionarse en la playa comunal ubicada en la entrada del pueblo para luego ingresar caminando.

Tampoco hay cajeros automáticos, bancos ni estaciones de servicio para carga de combustible. Algo así como el paraíso perdido, el pueblo tiene un clima fresco, con inviernos crudos. Durante el día varía entre 2°C y 15°C, y por las noches es muy frecuente que el termómetro marque -5ºC y -10ºC.

En verano, nunca supera los 30°C, para respirar el aire serrano y disfrutar de un silencio que sólo se ve alterado por el canto de los pájaros.

El inconveniente es que ahora parece que todos quieren ir al paraíso. Según Daniel López (41 años), presidente de la comuna, en 2002 llegaban a La Cumbrecita 80.000 personas al año, y en 2007, el número trepó a 360.000.
Llega el asfalto

Una tendencia que seguramente se profundizará gracias a las obras de pavimento en la RP 353 que la une a Villa General Belgrano, y puso a las autoridades frente al desafío de preservar el medioambiente a través de un plan de manejo sustentable.

En total son 37km, de los cuales ya se pavimentaron 7km. Se está trabajando en etapas, con dos empresas: una desde La Cumbrecita a Villa Berna y la otra desde el Crucero de Los Reartes hasta Villa Berna, que incluye un puente muy importante en Intiyaco.

Según Ingrid Cabjolsky, directora de Turismo de La Cumbrecita, “el proyecto ha tratado de que se respete (siempre con las condiciones de una obra de asfalto) la topografía del terreno y las bellezas del Valle de Calamuchita. Las obras comprenderá 750 días de trabajo, y se estima que terminarán en abril de 2010”.

“Si bien La Cumbrecita fue declarada Reserva Natural Provincial de uso múltiple en el año 1996, nunca se hizo el decreto reglamentario. Por eso ahora estamos trabajando sobre la reglamentación a través de un plan de manejo del uso público. Por ejemplo, La Cumbrecita debe tener una capacidad de carga de hasta 4000 visitas diarias, no más que eso. Y el que llegue 4001 tendrá que venir al otro día. Para eso estamos armando toda una infraestructura, con un pórtico de entrada muy importante a casi 4 kilómetros del pueblo histórico, donde funcionará una oficina de turismo, de policía y bomberos que regule el ingreso”, señala López, nieto de uno de los antiguos habitantes del lugar que ya vivían en esta zona cuando llegó de Alemania el fundador del pueblo, Helmut Cabjolsky.

“La familia Cabjolsky compró un campo de 500 hectáreas a principios de 1935 y empezaron a armar este hermoso pueblo en el que vivimos. De esas 500 hectáreas se lotearon 80, y las otras 420 son las de las Sierras Altas que hoy usamos como Reserva Natural”, aclara López.

Aquellos que quieran profundizar en la historia de este paraje que hoy cuenta con 800 habitantes, el mismo número de plazas hoteleras, 14 restaurantes y casi 90 comercios para el turismo, no tiene más que preguntarle a Ingrid Cabjolsky, nieta del fundador.

“Luego de que mi abuelo comprara las tierras, se inició la primera construcción de lo que es hoy el Hotel Cumbrecita. Eran sólo 8 habitaciones para disfrutar vacaciones o fines de semana en familia o con amigos. A esta estructura se la denominó Haus Berchtesgaden. En ese año surgió en el seno de la familia el sueño ambicioso de crear un lugar turístico estilo tirolés: “Un pueblo alpino en la Sierra Grande de Córdoba”. Allí comenzó el loteo, provisión de agua y construcciones para los interesados. Poco a poco, se fueron sumando más familias, en su mayoría de origen centroeuropeo, para construir sus casas acá”, relata Cabjolsky.

Para el que llega por el día, el paseo por el pueblo tiene una extensión de 1 kilómetro, que se extiende hasta 2 kilómetros si además de recorrer el casco histórico, se prolonga un poco más allá, hasta la cascada, visitando la capilla, la fuente, los antiguos hoteles y la confitería Liesbeth, para luego almorzar en algunos de los 14 restaurantes y hacer compras en los puestos artesanales, donde se venden chocolates, alfajores, licores, y una diversidad de productos regionales.

Para el que viene a quedarse 3 o 4 días hay muchos paseos guiados y autoguiados, trekking y cabalgatas de diferentes dificultades que permiten visitar Los Vallecitos o los “Ríos Subterráneos”, nominados para ser una de las 7 maravillas de la provincia de Córdoba en un concurso que se lleva adelante por estos días. Se trata de uno de los arroyos que bajan del cerro Wang, con un cauce de 700 metros subterráneo y numerosas cavernas para explorar.

En cualquier caso, el Río del Medio recorre excelentes paisajes de la zona, y es uno de los mejores lugares para sorprender a la trucha arco iris a través de la práctica de la pesca deportiva.

Datos utiles

Cómo llegar

* Desde Buenos Aires por la RN 8, hasta Río Cuarto; ruta 36 a Embalse de Río Tercero. Desde ahí, por ruta 5 hacia Embalse, Sta. Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano y La Cumbrecita.

* Dirección de Turismo: (03546) 481088 o por mail: turismocumbrecita@hotmail.com

* En Internet www.lacumbrecita.gov.ar

Vea en A dónde me alojo los establecimientos recomendados haciendo click aquí


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?