Inicio Tecno La factura electrónica llega a los estudios profesionales en marzo

La factura electrónica llega a los estudios profesionales en marzo

Tanto los contadores, abogados y arquitectos, entre otros profesionales, deberán cumplir en 2008 con nuevas obligaciones ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Fuentes oficiales confirmaron, en exclusiva a infobaeprofesional.com, que desde marzo de 2008 los estudios profesionales deberán implementar la facturación electrónica. Esto permitirá cumplir con dos objetivos simultáneos, más control del fisco y facilitar la registración y facturación de pequeños contribuyentes

Desde el organismo explicaron que, en una primera etapa, sólo alcanzará a los comprobantes “A”. También remarcaron que, a fin de facilitar el uso de la factura electrónica, se pondrá a disposición de los contribuyentes un “facturador online” que pondrá a disposición el fisco desde la página Web del organismo.

Como complemento, aseguraron que muy pronto avanzán en la generalización de la factura electrónica para empresas de peaje, publicidad, software y servicios informáticos.

Nueva etapa
El subdirector general de Servicios al Contribuyente de la AFIP, Sergio Rufail, señaló que “desde marzo de 2008 los estudios profesionales deberán implementar la facturación electrónica”.

“En una primera etapa, sólo contemplará la emisión de facturas A, dejando de lado los comprobantes que se emitan a los monotributistas”, aclaró.

En igual sentido, para poder reducir los costos de su implementación el funcionario explicó que “se podrá acceder a un facturador online que funcionará desde la página web de la AFIP”.

Si bien, inicialmente sla implementación en estudios profesionales estaba prevista para enero de 2008, Rufail, destacó que “los equipos de la AFIP se encuentran trabajando para tenerlo listo en marzo de 2008”.

Igual suerte correría la generalización de la factura electrónica a las empresas de peaje, publicidad, software y servicios informáticos que en septiembre pasado había sido anunciada para enero de 2008.

Los próximos pasos
Marcelo Costa, subdirector general de Fiscalización de la AFIP, dijo que también está bajo estudio extender la facturación electrónica a los monotributistas que emiten factura tipo “C”.

En este sentido, advirtió :”Vamos a ampliar esta operatoria para algunas facturas “C” para controlar un poco mejor a los monotributistas”.

A tal efecto, precisó que van a crear “algún tipo de factura proforma”, que estará disponible próximamente en el sitio web de la AFIP.

También dijo que se aplicará “para ciertas cadenas de valor comercial, como por ejemplo productos alimenticios, donde tanto el comprador como el vendedor tengan factibilidad tecnológica de hacerlo y esto implique un ahorro de costos en el acopio y custodia de la documentación”, lo cual refuerza los conceptos expresados por Rufail.

El camino transitado
Desde abril pasado, la factura electrónica marca las prácticas de facturación de las empresas que prestan servicios de planes de salud -con abono de cuota mensual-, las prestadoras de servicios de transmisión de televisión por cable y/o vía satelital y las empresas que prestan servicios de acceso a “Internet” -con abono mensual-.

En julio se amplió para las compañías de telefonía celular y en octubre se generalizó a quienes prestan servicios de transporte de caudales, seguridad incluso la instalación de alarmas, vigilancia y limpieza.

Evidentemente la factura electrónica es en sí misma una herramienta de control fiscal por la facilidad de procesamiento a los fines de fiscalizar y porque constituyen un mayor incentivo hacia la formalidad.

Para los usuarios, es decir las empresas prestadoras de servicios, los beneficios son el ahorro de la impresión en papel, la automatización de los procesos de facturación y en las tareas de imputación de operaciones.

Por otra parte, su continua expansión, responde a otras cuestiones de fondo donde la “informalidad” y la necesidad de un “fuerte control” se ponen de relieve ante un escenario que presenta mayor nivel de actividad económica; es decir, más transacciones sobre las cuales se fijará la lupa.

Enrique Scalone, vicepresidente 1º de la IFA -International Fiscal Association- y titular del estudio que lleva su nombre, precisó que “la digitalización permite un doble control: tanto en el cómputo del débito del IVA y su contabilización el los libros para quien las emite, como el control del cómputo de los créditos fiscales para quienes las reciben”.

Consultado sobre la generalización, Andrés Edelstein, socio de International Tax Services de PricewaterhouseCoopers, sostuvo que “seguramente la AFIP continuará avanzando con esta iniciativa, tendiendo a que la utilización de la factura electrónica adquiera mayor difusión”.

Al respecto consideró que en el mundo es una herramienta muy difundida y en expansión. “A manera de ejemplo, puede citarse la directiva 2001/115 de la Comunidad Europea (conocida como “E-Invoicing Directive”), a través de la cual se dispuso la obligación para todos los Estados miembro de aceptar la facturación electrónica, siempre que el cliente acuse recibo de la factura por medio electrónico y se den garantías respecto de la autenticidad del comprobante (por ejemplo, a través de firma electrónica avanzada)”, puntualizó el experto

Mariano Vandam, presidente de la Comisión de factura electrónica de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), concluyó que “en aspectos generales, la factura electrónica es muy beneficiosa para individuos y empresas por los beneficios económicos y de productividad que trae aparejados. Es el primer “documento electrónico” público y masivo. Es decir, antes no habían documentos de este tipo, ni existían los procesos y soluciones para manejarlo”.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?