Inicio Empresas y Negocios La Fundación ICEPH y Telefónica acercan a Clemente Onelli nuevas herramientas para...

La Fundación ICEPH y Telefónica acercan a Clemente Onelli nuevas herramientas para el desarrollo productivo de la región

El Instituto Cordillerano de Estudios y Promoción Humana (ICEPH), por intermedio de su fundación, y Telefónica acercan a la localidad de Clemente Onelli, provincia de Río Negro, nuevas herramientas para el desarrollo productivo de la región.

A través del ICEPH, una organización que actúa como motor de la integración social y económica de la localidad, se inauguró el Centro Cultural Pewma con conexión a Internet satelital provista por la compañía. El servicio funcionará de manera gratuita a través de una antena V-sat durante veinticuatro meses.

Contribuyendo con la obra y colaborando con el crecimiento productivo de la localidad, Telefónica busca facilitar el acceso a las nuevas tecnologías e incorporarlas en el ámbito social, educativo y cultural de las comunidades rurales. En el centro cultural, también funcionará la biblioteca de la localidad y se realizarán actividades culturales típicas de la zona.

En este marco, el presidente de la fundación ICEPH, Guillermo Gutiérrez y el responsable región patagónica de Telefónica, Claudio Moretti, junto a los vecinos de la localidad de Clemente Onelli, inauguraron el centro Pewma en la localidad.

Las autoridades presentes de ICEPH coincidieron en los beneficios de contar con el servicio de Internet para la comunidad. “La posibilidad de acceder a Internet nos permite mejorar las condiciones de comunicación y abrir nuevas posibilidades de información, difusión de los valores culturales, oportunidades turísticas y educación”, afirmaron.

Por su parte, Gutiérrez, un antropólogo que aplica todos sus conocimientos de esta ciencia social en la fundación, cuenta que acceder a Internet rompe el aislamiento, comunica, une y acerca áreas totalmente aisladas. Además, agregó “Internet tiene aplicaciones concretas como es el caso de educación a distancia; informarse acerca de los precios de la lana o realizar consultas desde los centros de salud.”

Para Gutiérrez el arribo de Internet rompe un preconcepto, el que supone que es casi imposible dar el salto tecnológico en espacios tan recónditos. “Por suerte, no es así. La gente aprende, incluso aparecen verdaderos genios en tecnología. Internet es un instrumento de contacto entre pares, de vínculos”. Con el acceso forman los Círculos Tecnológicos Rurales para pobladores patagónicos que aprenden y utilizan las TICs siendo un aporte central en el logro de la inclusión y el desarrollo individual y grupal.

Este servicio posibilitará en un futuro materializar el proyecto de la fundación ICEPH de contar con un sitio, un portal y un blog, en la que se pueda ofrecer a los pobladores desde los datos de sus producciones ganaderas a información turística del lugar.

ICEPH es una organización no gubernamental creada en 1986 que ejecuta proyectos de desarrollo social, capacitación popular y asesoramiento técnico, con eje en la región de la Patagonia norte. El Instituto apoya la acción popular por los derechos civiles y laborales, el desarrollo regional sostenible y la mejora en la calidad de vida en comunidades remotas de campesinos e indígenas.

Las actividades de la fundación ICEPH en Clemente Onelli y en las zonas contiguas se iniciaron en 2002 con el apoyo de las agencias de cooperación Brot für die Welt y MISEREOR de Alemania. En aquella época comenzaron un proceso de integración en varios niveles: construcción de un Centro Cultural; aporte de materiales, asistencia técnica, computadoras, mobiliario y capacitación de personal.

Asimismo, durante el encuentro, el directivo de Telefónica Moretti afirmó que la compañía busca a través de estas acciones “mejorar la vida de las personas y contribuir al progreso de las comunidades donde opera proporcionando servicios innovadores basados en las tecnologías de la información y la comunicación”.

“La incorporación y el uso de las nuevas tecnologías a estas comunidades fortalece el desarrollo local y facilita la integración de las comunidades rurales, reduciendo, de esta manera, la brecha digital”, finalizó.

La fundación implementa estos programas sociales en las localidades de Clemente Onelli, Anecón Chico y Trailacahue, ubicadas en los departamentos de 25 de Mayo y Pilcaniyeu. En la actualidad, las acciones impulsadas por la fundación y sus grupos de trabajo zonales “Agronelli” y “El Progreso”, alcanzan a 200 familias en forma directa y a 600 indirectas.

Entre las actividades se destacan la construcción de viviendas, forestación, pasturas, recuperación de plantas alimenticias antiguas como la quinoa, entre otras. También, investigan el yocón, una especie de papa dulce que estuvo en el área y se está extinguiendo, y realizan pruebas de alternativas productivas que sustituyan y complementen la producción de lana, principal actividad ganadera de la zona.

Todas estas iniciativas buscan, entre otras cosas, evitar el éxodo y mejorar las condiciones de vida de los poblados dispersos, muchos de los cuales tienen bajo nivel poblacional. Clemente Onelli, por ejemplo, es una comunidad rural de la provincia de Río Negro donde viven alrededor de 50 familias. La localidad está ubicada en el Departamento de 25 de Mayo, a 425 kilómetros de General Roca. Cuenta con un Centro Cultural, llamado Pewma, donde convergen todas las actividades culturales y la biblioteca de la localidad.