Inicio Salud y Belleza La limpieza de cutis según la tradición del Ayurveda

La limpieza de cutis según la tradición del Ayurveda

Compartir
Por: Karina Parada, Directora Deva's

El Ayurveda es uno de los sistemas de salud más antiguos de la historia de la humanidad. Se constituyó hace al menos 5.000 años y se ha seguido practicando desde entones. En la actualidad se reconoce que el Ayurveda es el antecesor de todas las formas de medicina oriental, y quizá también el origen de la medicina occidental. Sigue siendo el sistema más utilizado en la India, y la Organización Mundial de la Salud lo reconoce como una de las principales disciplinas curativas.

Ayurveda significa, literalmente, ciencia de la vida: ayu es vida en sánscrito y veda es conocimiento. Al contrario que la medicina alopática -la occidental -, que se dedica a aliviar los síntomas, el Ayurveda empieza en un nivel más profundo para crear entre el cuerpo y el espíritu un equilibrio que actúe como defensa eficaz contra la enfermedad.

Poco a poco, las terapias holísticas y complementarias van adquiriendo popularidad, y empezamos a ser conscientes de que cuidar nuestra belleza, controlar la dieta y hacer ejercicio es vital para conservar una buena salud.

Según el Ayurveda, la salud es el resultado de un equilibrio interno armónico. El sanador es la propia naturaleza, el propio cuerpo, y el Ayurveda refuerza ese equilibrio interno para alcanzar el bienestar de forma natural y eficaz, a base de infusiones, masajes, aceites, hierbas, alimentos… La limpieza de cutis es la base fundamental de todo tratamiento de belleza. Se logra con determinados productos que actúan quitando de la superficie de la piel residuos naturales y partículas de suciedad que obstruyen los poros y dificultan su normal funcionamiento. Hay que empezar a hacerla a muy temprana edad, en la pubertad a los 12 o 13 años.

La limpieza ayurvédica se realiza con ingredientes naturales frescos tales como la avena, lentejas o garbanzos. Para aclarar se usan las hierbas tales como la cúrcuma, amalaki, neem y sándalo; las emolientes son la leche, yogur o crema de miel, cítricos y florales o aguas puras para curación. Usted puede hacer su propia mezcla de ingredientes secos y mezclarlos con leche o crema antes de su uso. En caso contrario, busque un limpiador natural que sea suave, fortificado con hierbas.

La tradición milenaria del Ayurveda nos provee de determinados consejos que nos permitirán lograr una adecuada limpieza facial:

1. La limpieza debe realizarse dos veces al día, no más. A menos que tenga la piel expuesta a un exceso de polvo, suciedad o contaminación.

2. Escoja una crema de limpieza que sea apropiada para su tipo de piel. No use jabón en la piel de la cara: puede secar demasiado la piel y causar daños con en el tiempo. Algunas cremas pueden tapar los poros, mientras que otras pueden irritar la piel. Una crema de limpieza para piel seca debe contener aceites nutritivos y hierbas.
Cuando la piel es grasa debe incluir hierbas con aceites que den equilibrio y apoyo a la limpieza. La piel sensible se beneficia con una crema ultra suave, de libre de fragancia, que no irrite.

3. Limpiar siempre con agua tibia. El agua caliente seca la piel y los daños se ven con el paso del tiempo, y el agua fría no disuelve ni quita la suciedad y mugre incrustada.

4. Si utiliza esponjas o paños, asegúrese de que estén limpios y suaves. No son necesarios para la eficacia de la limpieza: la punta de los dedos pueden hacer un buen trabajo.

5. Lávese bien las manos antes de limpiar su cara. Use una vincha para garantizar el cabello lejos de la cara.

6. Comience por salpicaduras de agua tibia sobre su rostro y el cuello.

7. Aplique el limpiador con la punta de los dedos o una esponja suave, dando trazos suaves de masajes circulares y en movimiento ascendente en la cara y el cuello. No frote demasiado, el masaje suave es suficiente para ayudar a mejorar la circulación, así como para aflojar la suciedad y las células viejas de la piel.

8. Enjuagar con abundante agua tibia.

9. Seque suavemente el exceso de agua con una toalla suave. No frote con la toalla ni arrastre a lo largo de la piel.

10. Siga de inmediato con una base de agua humectante adecuada para tu tipo de piel para sellar la humedad en la superficie y ofrecer el alimento que es recibido por la piel.

En estos cuidados persnales, como mantener el hábito de la limpieza de cutis, es donde el Ayurveda tiene una sabiduría única para recuperar el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?