Inicio Salud y Belleza La marihuana y la enfermedad de Alzheimer

La marihuana y la enfermedad de Alzheimer

Compartir
La marihuana y la enfermedad de Alzheimer
Por: la Dra. María Alejandra Rodríguez Zía – MN 70.787 - Médica Clínica UBA / Endocrinología UBA - http://www.orthomolecular.com.ar

Las últimas investigaciones sobre el tetrahicrocannabinol, su combinacion de Δ9-tetrahydrocannabinol (Δ9-THC) y cannabidiol (CBD), principio activo de la marihuana, muestran que tiene propiedades antiinflamatorias, especialmente a nivel cerebral y esto es muy importante en el proceso inflamatorio de la enfermedad de Alzheimer.

Es nuestro cuerpo la naturaleza nos provee de moléculas llamadas endocannabinoides, que tienen receptores en nuestro cerebro, llamada CB1 y 2, sobre los que actúan mimetizando en forma fisiológica y suave los efectos de la marihuana.

Justamente sobre estos receptores actúa el cannabis sativa. Los endocanabinoides son secretados por el cerebro, pero también por el tejido adiposo. Una de estas moléculas, llamada anandamina, que en sanscrito significa bienestar o estar bien, justamente esta puesta por la naturaleza para equilibran el estrés, dándonos sensaciones de relajación, de olvido o atenuación de la angustia y, aumentan la posibilidad del placer, junto con otra molécula, llamada dopamina. En el caso de los endocannabinoides, el bienestar es seguido de alivio de la angustia, y relajación, a diferencia de la dopamina que lleva al entusiasmo y euforia, incluso facilitando el olvido de situaciones dolorosas, esto recuerda los efectos propios de la marihuana, como droga.

Si la naturaleza nos provee de estos endocannabinoides, es de esperar que moléculas semejantes a ellos protejan a nuestro cerebro porque todo lo que sea excitatorio termina siendo neurotóxico por un camino que comienza por un estímulo eléctrico, continua por un intercambio iónico de minerales que tienen un comportamiento excitatorio, especialmente el calcio, liberando neuroquímica excitatoria hasta ver la molécula del glutamato y la dopamina y por lo tanto ejerciendo una agotamiento como puede ocurrir en la epilepsia de nuestras neuronas. Siempre que haya una excitabilidad neuronal se puede acompañar de un proceso de oxidación de la misma neurona por agotamiento en donde hay una hiperproducción de radicales libres y además esto se complica con un proceso inflamatorio. La palabra inflamación significa “entrar en llamas” y con esto se trata de representar un incendio que ocurre en las membranas celulares que luego acarrean la vida de todas las células produciéndose lo que es la progresión de la enfermedad.

En la enfermedad del Alzheimer lo que ocurre es un proceso inflamatorio que se produce en la corteza cerebral, se disemina una sustancia denominada amiloide que reemplaza a las neuronas.

La marihuana medicinal, en particular el THC, estaría cumpliendo la función farmacológica de los endocannabinoides, que son por un lado relajantes de las membranas celulares, logrando un equilibrio electroquímico y, aumenta la acción de neurotransmisores sedantes. Cuando el sistema nervioso entra en este equilibrio y sedación se produce un efecto de protección de la oxidación y de la inflamación neuronal, revirtiendo el proceso que describimos como patológico en el caso del Alzheimer

El trabajo de investigación seguido por el doctor David Schubert, investigador principal del instituto SALT, para estudios biológicos de Estados unidos, nos muestra estos atributos del THC. Considerando que para la enfermedad de Alzheimer esta todo por hacer, porque no se han encontrado aun como revertirla, la marihuana puede tener un papel en aliviar los síntomas de confusión y de agitación, que se producen en las demencias cuando comienzan y son leves o moderadas. Bien vale la pena intentar llegar a fondo con estas investigaciones en su uso medicinal.

Cuando ya la corteza cerebral está totalmente destruida y, la demencia es severa, no tendría una indicación coherente.

También en el año 2014, científicos holandeses se han unido en esta investigación, viendo que el THC alivia y mejora los síntomas conductuales de la demencia, constatando la disminución de la expresión de la sustancia amiloide en ratas, a las que se les administro crónicamente el THC, en los estadios iniciales de la enfermedad.

El mecanismo por el que estaría actuando es la disminución de los neurotransmisores exitatorios,GluR2/3 y el aumento de los inhibitorios, GABA-A Ra1 .

 

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?