Inicio Salud y Belleza La seguridad del paciente y del médico, una premisa en los nuevos...

La seguridad del paciente y del médico, una premisa en los nuevos equipamientos médicos

En la actualidad, tanto los estudios diagnósticos por imágenes como los procedimientos terapéuticos que utilizan radiaciones, denominadas radiaciones ionizantes, se han convertido en una herramienta esencial de la medicina moderna. Las estadísticas mundiales indican una tendencia creciente en el número anual de estas prácticas en función del desarrollo de nuevas técnicas de diagnóstico y tratamiento.

Exposición a radiaciones y sus riesgos

Las personas están expuestas diariamente a fuentes de radiación natural provenientes del suelo, agua y aire. Pero además, pueden exponerse a radiaciones generadas de manera artificial como el uso médico de los rayos x. Estos son un tipo de energía como lo son los rayos ultravioleta, las microondas o las ondas de radio, pero a diferencia de éstas, tienen mucha energía, lo que les permite atravesar las estructuras del cuerpo humano y crear imágenes con fines diagnósticos y terapéuticos. En el campo de la medicina cardiovascular se utilizan para realizar radiologías, cateterismos, angioplastías, tomografías computadas y estudios electrofisiológicos.

Es sabido que existe riesgo de desarrollar efectos nocivos sobre la salud de los pacientes y del personal médico con la utilización inapropiada de la radiación en medicina, tales como, el desarrollo de quemaduras en la piel y el riesgo aumentado de desarrollar cáncer a lo largo de la vida. Si bien la dosis de radiación de la mayoría de los estudios diagnósticos que utilizan rayos x es pequeña, la preocupación surge cuando estos estudios se realizan frecuentemente o cuando los procedimientos terapéuticos son extremadamente prolongados.

Es por ello que es de suma importancia que el uso de radiaciones en medicina se realice en el marco de lo que se denomina “radioprotección”, tema relevante para todas las sociedades científicas y los organismos reguladores a nivel mundial. La protección radiológica o radioprotección surge ante la necesidad de proteger a los individuos de los efectos nocivos e indeseables de las radiaciones ionizantes, siendo su objetivo principal asegurar un nivel apropiado de protección al hombre y al medio ambiente, sin limitar de forma indebida las prácticas beneficiosas de la exposición a radiaciones. Se basa en dos principios:

* Justificación: los estudios con rayos x se deben efectuar solo cuando estén debidamente justificados, es decir que el beneficio que se obtenga con su realización será mayor que el riesgo de la exposición a rayos.

* Optimización de la dosis: los estudios se deben realizar en condiciones óptimas para lograr que la dosis de radiación que se utilice sea tan baja como sea posible, sin limitar o sacrificar innecesariamente la calidad de la imagen.

Es por ello que el ICBA, firme en su compromiso de ofrecer a sus pacientes la más alta tecnología médica en el marco de una moderna y segura infraestructura, ha remodelado una de sus salas de hemodinamia, donde ha instalado un moderno equipo, el angiógrafo AlluraClarity de Phillips, el primero de Latinoamérica. El nuevo angiógrafo permite reducir la dosis de radiación a la que se encuentra expuesto el paciente y médico, sin sacrificar la calidad de la imagen. Logrando una reducción de la dosis de radiación de hasta un 50% en los procedimientos cardíacos y de un 83% en procedimientos vasculares periféricos. Además, la capacidad de reconstrucción de imágenes en tiempo real, permite reducir hasta un 50% la dosis de contraste, minimizando así la toxicidad renal. “De esta forma, los procedimientos que se practican diariamente en este nuevo equipamiento en el ICBA, como angiografías, angioplastías con stent, implantes valvulares percutáneos y demás tratamientos endovasculares pueden realizarse con la mayor efectividad y en un marco de mayor seguridad para nuestros pacientes y equipo médico” asegura la Dra. Alfonsina Candiello- Cardióloga del Servicio de Cardiología Intervencionista y Terapéuticas Endovasculares, ICBA