Inicio Eventos y Lanzamientos Lanzamientos Las Dinas Entresierras sugiere una serie de nuevas piezas de salazón no...

Las Dinas Entresierras sugiere una serie de nuevas piezas de salazón no ahumadas

Cabaña Las Dinas Entresierras (www.lasdinas.com.ar), un sitio exclusivo de degustación y relax en Tandil, está proponiendo una degustación completa de piezas no ahumadas que reúnen propuestas de cerdo de exclusiva preparación.

Las propuestas suman:

Jamón crudo – Jamón serrano – Jamón a la pimienta negra: Trozos seleccionados del cuarto, desgrasados, deshuesados y descuerados de aprox. 1 Kg Presentación para corte en maquina de feteado piezas de aprox. 2 kg.

Bondiola – Bondiola serrana – Bondiola a la pimienta negra:
Presentación en unidades de aproximadamente de 1Kg.

Lomo embuchado serrano al pimentón español: Piezas de lomo de cerdo embuchadas en tripón natural o celofán micro poroso. Se presentan en unidades de aproximadamente 1,200 Kg de peso.

Panceta salada: Se presentan en unidades de aproximadamente 1,500 Kg.
Puede ser con o sin cuero.

Solomillo al vino tino: Verdadero lomo de cerdo macerado en vino tinto. Se presenta embuchado con pimentón en unidades de 100 gr aprox.

Sabores y recetas del mundo colorean la amplia gama de chacinados de Las Dinas.
La multiplicidad de embutidos, habituales y especiales, la diversidad de salazones y los exquisitos ahumados, están elaborados con extremo cuidado y dedicación, rescatando siempre el valor de la manufactura artesanal, de vieja usanza, más la calidad y tecnología de hoy.

Las Dinas Entresierras (www.lasdinas.com.ar) es un emprendimiento local y familiar con encurtidos de alta gama, está ubicada a 5 minutos del centro de Tandil. Desde 1983, un matrimonio de sociólogos se afincó en Tandil y Dina, la madre y el alma máter, fue quien empezó con las recetas. Hoy son 8 los hermanos que conducen los destinos de la finca con proyección en turismo vip con cabañas exclusivas, un camping inserto en un campo de cerrillada de 50 hectáreas y una oferta de sabores y recetas del mundo que colorean su amplia gama de chacinados de manufactura artesanal.
Se puede visitar y comprar in situ.
En Buenos Aires se consiguen en casas de delikatessen y algunos supermercados.