Inicio Empresas y Negocios Las empresas le ponen “precio” a sus ejecutivos en base al “termómetro”...

Las empresas le ponen “precio” a sus ejecutivos en base al “termómetro” de las góndolas

Compartir

Como a la movilidad de los profesionales y ejecutivos a lo largo y ancho del país -producto de las asignaciones corporativas- se suman en la actualidad los crecientes índices inflacionarios, las empresas se ven obligadas a prestar cada vez mayor atención a cuáles son los costos de vida de las distintas ciudades al momento de negociar las remuneraciones.

Las ciudades más caras para los profesionales y gerentes están el el sur de la Argentina: el ranking lo encabeza la patagónica Comodoro Rivadavia, a la que la siguen Río Gallegos y Neuquén, según los resultados del estudio “Costo de Vida local” realizado por la firma Mercer y presentado días atrás en el marco del evento sobre Gerenciamiento de Asignaciones locales e internacionales.

En el cálculo de la diferencia de costo de vida entre dos ciudades fueron tomados en cuenta los precios relativos de una ciudad en relación a otra para, posteriormente, aplicar el factor de ponderación y comparar en cada categoría de gastos las diferencias de costo de vida.

“De esta forma, el Indice de Costo de Vida Local de Mercer permite ver que el costo de vida de las principales localidades del sur del país es mayor que el de las ciudades del norte”, señaló Martín López, consultor senior de Mercer, para quien la movilidad interna aumentó notoriamente en los últimos años producto del incremento de la actividad económica en las provincias.

“Este costo mayor de alrededor del 20% en la Patagonia versus la Ciudad de Buenos Aires, probablemente se explique en gran medida por el desarrollo de la industria petrolera en nuestro país, lo cual ha recalentado la economía y el mercado laboral en dicha región en los últimos años empujando los precios hacia arriba”, añadió.

En diàlogo con iProfesional.com, López comentó que “las compañías estuvieron ampliando sus operaciones en el interior del país y como en muchas ciudades hay una cierta escasez de talentos calificados para cubrir determinadas posiciones optan por enviar gente desde Buenos Aires.”

Y comentó que aunque se da con menor frecuencia, también existen los casos en los que, por ejemplo, compañías instaladas en la provincia de Córdoba trasladan a sus ejecutivos y profesionales a Neuquén, donde es muy difícil encontrar personal calificado.

Diferencias entre el norte y el sur
“Sobre todo a partir del último año en el que se aceleró la inflación y por distintas circusntancias, los precios varían mucho entre una provincia y otra. En el sur los precios son mayores principalmente porque hay muchas compañías que se fueron instalando y la misma configuración de la economía en la que predominan las industrias mineras y petroleras hace que la poca gente que vive allí tenga salarios más altos”, destacó López y agregó que no sólo a los ejecutivos hay que trasladarlos muy lejos sino que incluso las cosas son más caras, razones que llevan a que los salarios tengan que ser más “atractivos”.

A su vez, el consultor senior de Mercer explicó: “Que el norte tenga los salarios más bajos del país, también es producto de la estructura de la economía, que es más de subsistencia, más cercana al agro”

Y remarcó que a los dueños de los campos -que son muy pocos en relación a la población total- les va bien en términos económicos por el precio de las commodities, pero quienes trabajan en ellos tienen los salarios más bajos del país y lo hacen bajo condiciones informales. “En esta región la gente tiene otro poder adquisitivo y otro nivel y costo de vida”, aseguró.

Las provincias en movimiento
Según López, si bien la movilidad hacia el norte no es tan común, en los últimos meses hubo compañías de seguro y bancos que abrieron sucursales. “En el caso de las entidades bancarias, la expansión se dio hasta la crisis interna que vivió el país, y mandaron mucha gente”, destacó el especialista de Mercer.

Si bien las compañías saben cuáles son las plazas más baratas y cuáles las más caras, necesitan de una herramienta para justificar el armado de la política y del paquete remunerativo y es por esta razón que utilzan relevamientos como el Costo de Vida Local.

“Cuando la empresa se sienta con el ejecutivo a trasladar, le realiza la propuesta y en muchas ocasiones lo tiene que convencer de que se traslade. En la gran mayoría de los casos se les ofrece vivienda, alguna solución para la escolaridad de los hijos e incluso, a los expatriados internacionales, se les ofrece buscarle trabajo a la pareja.”

Así, cuando se los envía al sur es necesario aumentarles el sueldo para mantenerles el costo de vida, y ahí es cuando empieza la negociación acerca de cuánto es el incremento. “El objetivo de esta herramienta es que sea un parámetro confiable y concreto y que no tiene ningún riesgo moral sino que está hecha en base a una canasta que es pública”, sostuvo López.

El cálculo
Con el objetivo de diferenciar los patrones de consumo entre diferentes niveles jerárquicos de Argentina, Mercer desarrolló un trabajo específico a partir de la Canasta del Indice de Precios al Consumidor (IPC) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y de la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares (ENGH), definiendo pesos para cada ítem de la canasta para dos niveles jerárquicos: Profesionales (quienes perciben menos de $12.000 mensuales brutos) y Gerentes (los que cobran arriba de $12.000).

Las categorías analizadas fueron:

* Alimentos y bebidas consumidos dentro del hogar
* Alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar
* Atención médica y gastos para la salud
* Bienes y Servicios varios
* Equipamiento y Mantenimiento del hogar
* Esparcimiento
* Indumentaria
* Transporte y Comunicaciones
* Servicios básicos del hogar
* Vivienda
* Educación

A partir de los precios relevados en todas las localidades de una misma canasta de productos y servicios, y del peso atribuido para cada uno de los productos, fueron calculados los diferenciales de costo de vida entre las 11 ciudades para los dos niveles jerárquicos definidos.

Para el índice se relevaron datos de las ciudades de Córdoba, Bahía Blanca, Comodoro Rivadavia, Mendoza, Neuquén, Río Gallegos, Río Grande, Rosario, Salta, Tucumán y Buenos Aires

El siguiente cuadro muestra la composición de la canasta de consumo sin educación ni vivienda de un ejecutivo expatriado en Buenos Aires. de un gerente local y de un profesional local:

En tanto, el director de Capital Humano para el Cono Sur de Mercer, Javier Tabakman, explicó que “el objetivo del Índice de Costo de Vida de Argentina es brindarle a las empresas una herramienta que mide objetivamente las diferencias de costo de vida que los empleados encuentran cuando son transferidos con su familia de una ciudad a otra del país”.

Y, en coincidencia con López, Tabakman destacó: “Así, las compañías cuentan con una poderosa herramienta para orientar decisiones y diseñar programas de remuneración del personal a transferir, que contemplen las diferencias en el costo de vida de las distintas ciudades.”


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?