Inicio Empresas y Negocios Las ventas crecieron 35% por Navidad

Las ventas crecieron 35% por Navidad

Miles de personas recorrieron los principales centros de compras de la Ciudad y el Gran Buenos Aires en una noche maratónica, donde se aprovecharon ofertas que llegaron hasta 50% de descuento.

Los resultados superaron las expectativas de los comerciantes. Para Fedecámaras la Navidad registró el mayor crecimiento interanual en 15 años, con un ascenso de las ventas minoristas de 35 % respecto a igual fecha de 2006.

En declaraciones a Radio 10, el titular de la Cámara de Comercio, Carlos de la Vega, se refirió al fenómeno al manifestar que “se basa fundamentalmente en la confianza del consumidor”.

Por su parte, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguró que se trata de las mejores fiestas en los últimos 5 años, con un boom en las ventas de los shoppings y comercios de todo el país que crecieron 22% con respecto al año anterior.

Ambas entidades coincidieron en señalar que la mayor parte de los consumidores paga sus compras con tarjeta de crédito y aprovecha las posibilidades de financiar el gasto en varias cuotas sin interés.

Propuestas comerciales
Los principales centros de compras se anticiparon a las demandas de los consumidores con propuestas que alentaron aún más el gasto. De esta manera, en los shoppings ya reconocen que las ventas subieron un 20% respecto al año pasado.

A partir del jueves 20 las puertas de los principales centros de compra permanecieron abiertas una hora más alcanzando el mismo viernes un récord de ventas con una catarata de consumidores.

Este día mucha gente contó con su aguinaldo recién depositado y ya empezó a gastar. Luego, empezó a soportar las largas colas para canjear las facturas de compra por botellas de champán en el caso del Alto Palermo, o por los Pacíficos, en el caso de Galerías Pacífico.

La idea es que los consumidores puedan acceder a descuentos especiales en los locales de grandes marcas. Al mismo tiempo, sumaron otras propuestas como entretenimientos, shows musicales y promotores que atraían la atención de los clientes.

En el caso de Alto Palermo un grupo de promotores se desplazaban de un comercio a otro y por el término de algunos segundos anunciaban descuentos que se extendían hasta el 30%, que durante la noche podían incrementarse.

En el Alto Avellaneda, por ejemplo, hubo recitales de música y en el Paseo Alcorta optaron por ofrecer un estacionamiento anexo en Salguero y las vías del ferrocarril.

Las ofertas de los centros comerciales contaron también con el apoyo de las principales tarjetas de crédito, quienes ya se sumaron hace tiempo al boom del consumo y que lo intensificaron para las fiestas de fin de año. En Fedecámaras se proyecta un crecimiento de 60% para las compras con tarjeta respecto a 2006.

Desde descuentos que llegan hasta un 20%, o financiación a 12 meses y ofertas especiales para un día de la semana, como sucede con Santander Río en el caso de los miércoles, todas las alternativas fueron válidas para atraer consumidores.

Ventas por rubro
Dos rubros lideraron las ventas de los principales comercios. Por un lado se trata de los tecnológicos, entre ellos cámaras digitales, celulares, televisores de alta definición, MP3 y MP4. Para incentivar las ventas de estos productos también se lanzaron interesantes descuentos, que llegaron hasta el 20 por ciento.

Por otro lado, las ventas estuvieron lideradas por la venta de ropa, calzados y juguetes, que figuran en la lista de los rubros más requeridos.

Además, se agotaron las reservas en hoteles y restaurantes que ofrecen la cena de nochebuena con show, con precios que van de los $60 sin bebida hasta los $900 en establecimientos cinco estrellas exclusivos para turistas y el segmento ABC1.

También alimentos
Los grandes super e hipermercado también sintieron el rebote del consumo y en algunos lugares hubo largas filas y hasta algunos problemas para pagar con tarjetas de crédito y de débito.

En Jumbo de Palermo, por ejemplo, al mediodía muchos se vieron obligados a dejar parte de la compra porque tuvieron que pagar en efectivo, ya que el sistema se había saturado por tantas operaciones.

También los puntos de ventas en Panamericana, donde el retail está jugando una fuerte batalla por conquistar al consumidor, se encontraron con sus playas de estacionamientos colmadas de autos que esperaban para concretar sus compras.

Ofertas como lleve 6 y pague 4, o precios especiales en las comidas típicas de Navidad, acompañaron a un consumidor que se dio el lujo de no restringir las compras en regalos ni en alimentos para despedir el año.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?