Inicio Novedades Los detectores inalámbricos de rayos X de Carestream Health alcanzan un nuevo...

Los detectores inalámbricos de rayos X de Carestream Health alcanzan un nuevo récord

Imágenes digitales de rayos X accesibles y de alta calidad en 4 segundos, con comunicación inalámbrica que permite a los clínicos visualizar imágenes desde cualquier sitio: un exigente flujo de trabajo que induce a la rápida adopción de los detectores DRX inalámbricos de Carestream Health.

Desde la presentación de CARESTREAM DRX-1, el primer detector inalámbrico de rayos X del tamaño de un cassette, la compañía ya ha despachado más de 3.300 unidades y su demanda continúa en ascenso. El amplio portafolio de productos de Carestream sirve a diversas aplicaciones, desde las inherentes a suites de cirugía, salas de emergencia, unidades de terapia intensiva y departamentos radiológicos, hasta las clí! nicas, centros de imágenes y de neonatología.

La familia DRX (radiología digital) ayuda a alinear el flujo de trabajo, mejorar la productividad y extender el cuidado del paciente tanto en ambientes fijos como en móviles. Estos detectores digitales y livianos pueden, por ejemplo, ser utilizados en salas de exámenes radiológicos generales y unidades móviles durante el día, y fácilmente ser trasladados al departamento de emergencia durante la noche.

El portafolio de productos DRX incluye: CARESTREAM DRX-1 System, CARESTREAM DRX-Mobile Retrofit kit, CARESTREAM DRX-Evolution suite, CARESTREAM DRX-Transportable System y CARESTREAM DRX-Ascend System.

La familia DRX también cuenta con la opción de otro tipo de detector, el CARESTREAM DRX-1C sobre la base de ioduro de cesio, que ofrece una calidad de imagen excepcional y un mayor DQE (detective quantum efficiency), lo que lo hace ideal para aplicaciones en las que se deba utilizar una dosis menor, como por ejemplo en pediatría.

El cuidado del paciente en salas de emergencia, unidades de terapia intensiva de adultos o p! ediátricas y otros ámbitos médicos, mejora con una innovadora visualización de las imágenes. Esta opción provee a la tradicional imagen diagnóstica una imagen compañera, ambas con una sola exposición. La imagen compañera es optimizada mediante software para resaltar las líneas y catéteres insertados en el paciente. Esto permite confirmar rápidamente la posición de aquellos, mejorando la confianza en el diagnóstico.

Los detectores DRX de Carestream trabajan con el equipamiento existente de rayos X y pueden ser fácilmente aplicables a cualquier sala DRX o sistema DRX móvil, una característica que refiere la compañía como el “factor X”. Los proveedores del cuidado de la salud pueden remover los detectores a nuevos sistemas de imágenes de rayos X una vez que los exis! tentes queden desactualizados.

Para más información acerca de los sistemas médicos de imágenes de Carestream y de las soluciones IT para el cuidado de la salud por favor visite www.carestream.com