Inicio Empresas y Negocios Ocho multinacionales se dejaron Colombia por los altos impuestos

Ocho multinacionales se dejaron Colombia por los altos impuestos

Compartir

Producción industrial aumenta 2,1% en la eurozona, su mayor repunte desde 2009Sigue recuperación de la industria, creció 4,8% Mercadeo y Moda demandará por más de $50.000 millones a propietarios de Mango. Altos costos de la materia prima y la poca rentabilidad, acompañada de una sobrecarga tributaria, algunos de los argumentos.

En los últimos meses un número considerable de multinacionales que se habían radicado en el país hace algún tiempo, decidieron marcharse; algunas señalan que su decisión se debe a la subida en los costos de materia prima para la fabricación de productos y otras, a cambios en sus estrategias de mercado.

Durante 2014, la multinacional Apex Tool Group Colombia (antes Andina de Herramientas), PayPal, y el banco Lloyds TSB Bank, decidieron retirar sus servicios del mercado colombiano. Lo mismo ocurrió con Mondelez, fabricante de Chiclets Adams, Trident, Sparkies, Certs y Bubbaloo. En 2015 se sumó Citibank, que anunció el retiro de sus operaciones de banca de consumo para seguir solo con la cartera corporativa. En la lista también se encuentra la cadena de tiendas chilena Ripley, la minera sudafricana Anglo American y la línea de ropa Mango, MGN.

Las razones. A mediados de agosto, Andina de Herramientas dio a conocer la noticia a través de un comunicado donde anunciaba: “Apex Tool Group ha tomado la difícil decisión de cerrar sus operaciones de fabricación en Cali, Colombia, y mover la producción de las marcas ATG a las plantas de México y Brasil. La marca privada de fabricación en Cali hará una transición hacia un proveedor en Asia”. En el caso de Mondelez, tomó la decisión de instalar su planta de producción en México, ya que el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, le garantiza mejores precios de la materia prima para su producción. Actualmente despacha a Colombia sus productos desde el país azteca.

El sistema de pagos virtuales PayPal, por su parte, decidió suspender su servicio en Colombia desde el 2 de septiembre manifestando que este movimiento tuvo que ver con las complicaciones de pagos online, advirtiendo que esto se debía a problemas estructurales con la política de comercio en el país. El grupo Lloyds TSB Bank argumentó que se dedicaría a su mercado natural en Reino Unido, ya que muchos de sus clientes en la región tienen una vocación hacia los negocios internacionales, especialmente Centroamérica, demanda que no puede ser atendida por el banco, según manifestó su presidente en Colombia, Nigel Luson.

Analistas opinan. El economista y exministro de Hacienda y de Minas y Energía, Guillermo Perry, considera que la última reforma tributaria y la carga excesiva de impuestos ha motivado este fenómeno. “Un factor que ha propiciado esto es la reforma tributaria de 2014, que es una barbaridad. A medida que pasa el tiempo la suma de impuestos crece y sobrepasa hasta 43%, cuando en el resto de América Latina está en 30%, por eso Colombia se quedó completamente desplazada y una empresa que mira a un mercado regional y tiene diferencias de tarifas en impuesto tan altas, decide radicarse donde le es más rentable”, señala.

La docente investigadora de la Universidad del Norte, Silvana Insignares, advierte que el país debe analizar esta situación, ya que esto genera un impacto negativo en la economía y la generación de empleo. “Hay que revisar qué está pasando con el comercio internacional colombiano y adicionalmente con la inversión extranjera. Si uno de los aportes del Gobierno nacional ha sido incentivar la inversión extranjera vemos que la política está fracasando por muchos factores”, anota.

Insignares precisa que uno de esos factores es la cotización del dólar que impacta negativamente la economía local, otra es la incertidumbre de las empresas sobre lo que va a pasar con el proceso de paz. Por su parte, el economista y catedrático de la Universidad del Norte, Jairo Parada, considera que en gran parte, esta situación se debe a que la economía colombiana se ha ido desacelerando y los ingresos que se esperaban no responden a las expectativas que estas empresas tenían, lo cual no se ve representado en garantías.

“Algunos casos están relacionados con los ingresos, que no han sido los mejores, lo que demuestra que tiene mucho que ver el estado de la economía que se ha ido desacelerando poco a poco. Las tasas están muy altas, la inflación está disparada y no resulta tan bueno para estas empresas”, afirma Parada.

Estado de la economía. Según reportes del Banco de la República, en el tercer trimestre de 2015, la inversión extranjera en Colombia alcanzó USD 2.357 millones, una suma inferior al mismo periodo en 2014, que fue de USD 3,724, con una variación de 36,7%. Los datos anteriores muestran que el año pasado el estado de la economía colombiana presentó una bajada considerable. En el reporte entregado por el Departamento Nacional de Estadísticas, Dane, se reveló que la economía en 2015 creció 3,1%, mientras que en 2014 fue de 4,4%.

Panorama nacional. El panorama nacional tampoco es alentador para los empresarios locales, según datos entregados por la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Confecámaras, en 2015 se crearon 257.835 unidades productivas en el país; 63.029 sociedades y 194.806 personas naturales, lo que muestra una disminución del 15% en el total de unidades creadas respecto al año anterior. En ese mismo periodo se cancelaron 123.954 empresas; 11.745 sociedades y 112.209 personas naturales.

Postura del Gobierno. La ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez, manifestó a El Heraldo, que la situación con las empresas extranjeras que se han ido responde a necesidades mismas de las organizaciones y nada tiene que ver con la situación de la economía colombiana.

“Lo que ocurre con esta empresa (Citibank) no tiene relación exclusivamente con la economía de Colombia, ocurre lo mismo en otros países de Latinoamérica porque se está transformando más en un banco corporativo, esto no es un tema particular de la economía de nuestro país, responde a sus propias necesidades”, finalizó.

Voces de expertos

Guillermo Perry, economista: “Las empresas en los últimos años tuvieron excelentes rentabilidades, ahora están siendo menos buenas porque la economía se ha desacelerado y esto, obviamente, ha generado afecciones en sectores vinculados con el petrolero y la minería. El Gobierno colombiano debe analizar la situación y bajar el impuesto de renta a las empresas más productivas, porque de seguir esta situación nos vamos a quedar sin inversión extranjera en unos años”.

Cecilia Álvarez Correa, Ministra de Comercio: “Hay empresas que han tenido mucho éxito y la producción industrial en los últimos siete meses en el país está creciendo por las ventas y el empleo, de tal forma que no se puede decir que lo ocurrido con estas compañías es por la economía porque no es la realidad, la situación se está presentando en el mundo entero y se debe a la caída del precio del petróleo y todos nuestros socios comerciales están atravesando dificultades”.

Jairo Parada, eEconomista Universidad del Norte: La economía colombiana está en un proceso de desaceleración, todo ha presentado alzas, la inflación está disparada, el deterioro del sector ha impactado las ventas y los resultados no han sido lo que se esperaba. En efecto, la coyuntura se está complicando rápidamente y no hemos pasado el primer trimestre del año. Además de todo esto, lo que anuncia el Gobierno del recorte del gasto público no hace más sino agravar la situación”.

Silvana Insignares, experta en comercio internacional: “Esta situación debe ser un campanazo de alerta para que el Gobierno reaccione y redireccione su política de manejo de la inversión extranjera que se ha visto afectada por diferentes factores. Al retirarse estas empresas del territorio nacional estamos hablando de incremento en materia de desempleo, que de por sí, ya el país se encuentra bastante afectado en este tema, así que es hora de analizar todas estas políticas”.

Estrategia de Procolombia

Ante esta situación, Procolombia advirtió que la estrategia de la entidad para 2016 apunta a la atracción de nuevos inversionistas de 94 países, cuyos proyectos fomenten el desarrollo de las regiones, generen empleos y a su vez impulsen las exportaciones e internacionalización del tejido empresarial colombiano.

En total identificó 2.051 empresas potenciales inversionistas en diferentes sectores. 580 pertenecen a manufacturas, 812 a servicios y 659 al sector agroindustrial, frente a las cuales adelanta su estrategia de promoción a través de las 28 oficinas comerciales en América, Europa y Asia.


Fuente: El Heraldo

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?