Inicio Empresas y Negocios Qué tener presente para lograr una planificación estratégica de los recursos humanos

Qué tener presente para lograr una planificación estratégica de los recursos humanos

Compartir
Por: Cecilia Ceballos, Técnica Superior en Recursos Humanos. Supervisora de Selección de Grupo Consultores de Empresas

En estas fechas las empresas se encuentran en plena etapa de planificación. Luego que, desde la alta dirección, se han delineado los principales ejes y objetivos para cada organización, es tarea de cada área determinar la planificación operativa que permitirá llevar adelante eficientemente las actividades.

En este contexto, será bueno acercar algunos consejos para alcanzar una correcta planificación en el área de los recursos humanos. La planificación define un conjunto de acciones tendientes al cumplimiento de un resultado pre definido, otorgando un fuerte nivel de certidumbre sobre qué acciones se deben llevar a cabo y determinar las diferentes herramientas de control que permitan evaluar el cumplimiento de los resultados. Sin embargo, será necesario permitir un margen de flexibilidad que permita explotar las oportunidades de entorno que no hubiesen sido previstas.

En este punto, será importante atender al concepto de estrategia. Ella permitirá conocer cómo se deberá accionar ante cada situación posible de acontecer. Así, confeccionar un recorrido de trabajo, descifrar las debilidades – amenazas y realizar una prospección sobre los acontecimientos futuros, serán elementos esenciales que confluyen en la estrategia.

A continuación, se abordará el corpus estratégico del proceso de planificación, aquel que permitirá recabar información, estudiarla y ponderarla para, mediante un correcto cotejo de los posibles riesgos, determinar los objetivos para el plan primario y el de contingencia en el área de los recursos humanos.

En el departamento de capital humano existen tener múltiples divisiones, como pueden ser la de administración de personal, capacitación, comunicación interna, selección, legales, responsabilidad corporativa, desarrollo de carrera, liquidación, etcétera. Sin embargo, sin importar demasiado con cuántas divisiones cuente el departamento específico, a continuación se presentarán las principales etapas a considerar al momento de comenzar a pensar en la planificación sectorial. Ellos son:

1) Investigación: supone el conocimiento de la realidad organizacional a nivel interno y considerar las variables de contexto externo que puedan impactar en el capital humano. Será necesario pensar en la necesidad de realizar algún estudio particular que permita conocer información sobre la organización. Las cuatro herramientas más usuales en esta etapa son el diagnóstico de clima organizacional, la detección de las necesidades de formación, el diagnóstico de cultura organizacional y la auditoría de comunicación interna.

2) Análisis de situación: ya con la información recabada será necesario realizar una evaluación de la misma, ello permitirá obtener indicadores que permitan viabilizar el proceso de decisión. En este momento se deberá trazar los posibles escenarios y considerar los ítems positivos y negativos de la línea considerada.

Se deberán evaluar los posibles peligros de la implementación y los potenciales caminos de contingencia a seguir en cada caso. Una herramienta de valiosa ayuda será la matriz de análisis FODA, la que permite conocer las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de la organización con respecto a su contexto de actuación.

3) Determinación de públicos específicos: será menester identificar a los distintos actores organizacionales y contextuales que pueden afectar la política de recursos humanos. Una clasificación muy efectiva es aquella que permite sectorizar a los mismos de acuerdo al grado de apoyo o resistencia que puedan ofrecer a cada una de las acciones a planificar.

4) Planteamiento de objetivos: se ha llegado al momento de fundar las directrices que fundarán la etapa táctica de acción, se deberán determinar los objetivos de trabajo. Aquí, se deberá buscar una alineación efectiva con los objetivos macro de la organización.
Las premisas fundamentales al momento de determinar el planteamiento de objetivos son que los mismos sean concretos y específicos, con plazos determinados, medibles y acotados.

Una correcta planificación de las actividades en el área de los recursos humanos, alineada a la planificación organizacional, permitirá lograr el incremento de la productividad del capital humano para que pueda alcanzar los resultados esperados.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?