Inicio Empresas y Negocios Se declaró en quiebra Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de Estados...

Se declaró en quiebra Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de Estados Unidos

Compartir

El alicaído banco de inversiones de los Estados Unidos, Lehman Brothers, solicitó este lunes protección ante los acreedores conforme a la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, después de que el gobierno de Washington descartara hasta el último momento la entrega de ayuda estatal y de que se retiraran dos posibles compradores.

Lehman indicó en un comunicado que presentará la documentación necesaria para declararse en quiebra ante el tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York. Se trata de la quiebra más importante en EE.UU. desde 1990, cuando presentó la misma declaración Drexler Burnham Lambert, especialista en “bonos basura”.

De esta forma, la entidad se convirtió en el segundo banco de inversiones norteamericano que quebró en los seis últimos meses, ya que en marzo su competidor más pequeño, Bear Stearns, fue vendido en una gestión de urgencia al grupo financiero JPMorgan.

“Los efectos más importantes los veremos en las próximas semanas”, aseguró este lunes el analista financiero José María Barrionuevo, en diálogo con Radio 10.Y agregó: “La implicación más importante para la economía es que el crédito va a continuar contrayéndose probablemente a una velocidad más importante y eso va a profundizar las presiones de desaceleración.”

De acuerdo con el analista, “como resultado, las materias primas van a seguir cayendo y obviamente, también la soja va a caer más rápido.”

“Hay que acordarse que Lehman Brothers operaba como un hedge fund y en ese sentido, estaba bastante más aislado por lo que el Gobierno de Estados Unidos y la Reserva Federal decidieron no darle ningún tipo de soporte adicional obligándolo a entrar oficialmente en bancarrota”, destacó Barrionuevo.

Tras 158, llegó el final
La bancarrota representa el final para una compañía de 158 años, que sobrevivió a guerras mundiales y al colapso del gerenciamiento de capital de largo plazo, pero no pudo superar la crisis de crédito global.

Los inversores estaban en las últimas semanas cada vez más nerviosos con respecto a los u$s46.000 millones que Lehman posee en títulos hipotecarios y respaldados por activos, así como por su nota de crédito y su capacidad para reunir fondos.

Según indicó el banco, ninguna de sus subsidiarias dedicadas a la intermediación de Bolsa, quedarán incluidas en la declaración de bancarrota y continuarán operando con normalidad. La firma también aseguró que la declaración de quiebra se produce para proteger sus activos y maximizar su valor.

La quiebra se consideraba segura después de que el domingo fracasaran las conversaciones entre las autoridades económicas de EE.UU. y representantes de las principales entidades financieras para encontrar un comprador.

Un grupo de diez bancos internacionales, entre los que se cuentan el propio Bank of America, Barclays, Deutsche Bank y UBS, anunciaron en la noche del domingo la formación de un fondo que servirá de garantía para el sistema financiero. Cada uno de los bancos participantes aportará u$s7.000 millones al fondo.

Las entidades financieras podrán apoyarse en este fondo para hacer frente a sus necesidades de crédito.

Los bancos participantes podrán recibir una inyección de liquidez de hasta un máximo de un tercio del valor total del fondo, según un comunicado, que indica que otras entidades financieras podrían sumarse y expandir el valor del fondo.

La Reserva Federal anunció en un comunicado una serie de medidas adicionales para apoyar el sistema financiero, entre ellas una ampliación de sus mecanismos actuales para la concesión de préstamos.

Además de la expansión de sus mecanismos de préstamo, la FED aceptará un abanico más amplio de garantías como aval para esos créditos, explica el comunicado.

Según la FED, estas medidas “tienen como objetivo mitigar los riesgos y alteraciones potenciales en los mercados” ante la quiebra de Lehman Brothers.

La solución inicial, que incluía la venta de sus activos rentables al grupo británico Barclays, se abandonó este lunes después de que la entidad del Reino Unido renunciara por la negativa del Tesoro de EE.UU. a dar respaldo financiero a la operación.

El Tesoro, que en marzo pasado ya salió en defensa del banco Bear Stearns y que hace una semana intervino en favor de las hipotecarias semipúblicas Freddie Mac y Fannie Mae, rechazó hacer lo mismo en favor de Lehman al considerar que con ello los bancos reclamarían siempre el respaldo del Estado en estas situaciones


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?