Inicio Empresas y Negocios Surge un nuevo perfil de empleado: el “presentista”

Surge un nuevo perfil de empleado: el “presentista”

El 45,8% de los empleados españoles alarga su jornada laboral innecesariamente con la única motivación de hacer notar su presencia en el puesto de trabajo, revela una encuesta realizada entre 1.000 personas por la multinacional especialista en Recursos Humanos Randstad.

Esta práctica, que recibe el nombre de “Presentismo”, se debe, según el estudio de la compañía holandesa, y según los trabajadores encuestados, al miedo de sus compañeros de oficina “a perder el empleo”.

De acuerdo al estudio, el presentismo viene a unirse a la drástica reducción del absentismo injustificado, ya que los trabajadores habían reducido las ausencias y faltas en el trabajo únicamente a motivos de salud.

Perfil del presentista
El retrato robot del trabajador “presentista” coincide con el de un varón, menor de 25 años, con estudios básicos y de origen español, el mismo perfil que ha reducido en mayor número su absentismo injustificado con motivo de la crisis.

Algo lógico, ya que son ellos los que más sufren el desempleo en el país ibérico y para quienes resulta aún más complicado encontrar un trabajo, en especial si no tienen formación.

Son ellos los que sienten una mayor aprensión por quedarse sin empleo, ya que no pueden aportar tanta experiencia laboral como otros candidatos a la hora de competir por un puesto.

No aumenta la productividad
Sin embargo, este incremento en la jornada no tiene como consecuencia un aumento de la productividad.

Los trabajadores no buscan mejorar el rendimiento de la compañía, sino asegurar su puesto de trabajo.

Esta mayor presencia está motivada por factores que nada tienen que ver con el compromiso hacia la empresa o una alta motivación en el desarrollo de su trabajo.

De hecho, aunque la crisis aumentó el ratio de productividad, las tasas en España todavía son bajas si se las compara con el resto de Europa.

En este sentido, casi un 60% de los trabajadores reconoce que su productividad no ha aumentado con la crisis.

Sacrificio de la conciliación
Por otra parte, aumentar el presentismo en el empleo tampoco es algo que repercuta positivamente en el mercado laboral.

Los empleados valoran muy por encima de otros factores la capacidad de conciliar familia y empleo, lo que significa que están sacrificando parte de su vida personal para asegurar la laboral, y que tan pronto mejore la situación económica regresarán a su tónica habitual.

Es más, si las empresas valoran la presencia por encima de la eficacia, puede hacer que otros colaboradores no se sientan alineados con la filosofía de la compañía y abandonen la organización ante una nueva oportunidad, con el riesgo de pérdida de talento que esto conlleva.

Cómo evitar el presentismo de baja productividad
Los directivos de las compañías son los responsables finales de que el “presentismo” sea una tónica general en su empresa.

Para evitarlo, es necesario fomentar una comunicación fluida dentro de la organización.

* Comunicación. Los empleados deben conocer en todo momento cómo evoluciona la empresa, de esta manera afrontarán con mayor tranquilidad su puesto dentro de la estructura de la compañía.

* Hacer partícipes a los trabajadores. Involucrarlos en los resultados de la compañía ayuda a mejorar la productividad, ya que se sienten parte de un proyecto.

* Comunicar los problemas. En ocasiones los trabajadores no transmiten los problemas que tienen en los procesos productivos y de ahí que los cambios se realizan de forma vertical, desde los escalafones más altos de las compañías. Preguntar e investigar sobre qué factores son susceptibles de mejora puede ayudar a las organización a mejorar su productividad.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?