Inicio Empresas y Negocios Temen que la inflación afecte el consumo

Temen que la inflación afecte el consumo

Entre todos los sectores de la economía nacional seguramente es difícil encontrar un rubro que resulte más beneficiado que el de los supermercados con los últimos anuncios oficiales en materia de rebajas en el impuesto a las ganancias y aumentos en las jubilaciones y las asignaciones familiares. Sin embargo, entre las grandes cadenas ya se alzan las primeras voces, que sin dejar de destacar las bondades de la fuerte recuperación del consumo advierten sobre los efectos que podría tener en su negocio una posible aceleración de la inflación.

“Estamos en un momento muy bueno del consumo, pero es difícil hacer un pronóstico para 2008, porque mi temor es que se sobreacelere la economía”, señaló Stefan Krause, el número uno de la división de supermercados del grupo Cencosud, que reúne a las cadenas Jumbo, Disco y Vea, que ayer participó de la ceremonia de inauguración de las jornadas del sector supermercadista, que organiza la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

Krause planteó la posibilidad de “parar un poco la pelota”, de manera de desactivar cualquier posibilidad de una aceleración de la inflación, aunque igualmente destacó que el escenario continúa siendo favorable para el canal de ventas. En este sentido, ratificó el plan de expansión de su grupo, que incluye para lo que resta de 2007 y 2008, entre otras aperturas, la llegada de Disco o Súper Vea a nuevas plazas, como Puerto Madryn, General Roca y La Rioja.

Con un poco menos de aprensión, Alfredo Coto sostuvo que la propia dinámica de la competencia entre las grandes cadenas es la mejor herramienta para evitar una aceleración de los aumentos de precios. “Tenemos que vender al precio más barato, posible porque cuando subimos un producto perdemos clientes a manos de la competencia”, señaló el dueño de la principal cadena de capitales nacionales y actual presidente de ASU. Ayer, Coto fue el encargado del corte de cintas de las jornadas que se realizan en forma simultánea con el salón internacional de la industria alimentaria SIAL.

Además del temor por una suba en la inflación, la sensación que se vive entre los supermercados es que el sector completó el ciclo de recuperación que se inició en 2003, después de haber sufrido una crisis que amenazaba con ser terminal en 2001.

“Está claro que ya se dejó atrás la crisis y que el sector completó el proceso de recuperación”, expresó Juan Vasco Martínez, director general de ASU.

El pronóstico compartido por prácticamente todas las grandes cadenas es que este año el sector habrá recuperado el volumen de ventas que alcanzó en el mejor momento del 1 a 1, con una facturación cercana a $ 30.000 millones y un nivel de rentabilidad que si bien todavía no llegó equipararse con el de los 90 cada vez está más cerca.

Traspaso del consumo
“Básicamente, el optimismo que hoy vive el sector se explica a partir del traspaso del consumo de los comercios informales a las grandes cadenas, lo que no es un dato casual, ya que hay una relación directa entre mejora del poder adquisitivo de la gente y crecimiento del llamado canal moderno, como los súper e hipermercados”, dijo el presidente de Wal-Mart Argentina, Ezequiel Gómez Berard.

En el sector igualmente coinciden en destacar que el crecimiento del canal supermercadista ahora no está motorizado por los grandes locales, sino por propuestas más chicas que compiten en forma directa con los comercios barriales, como almacenes o autoservicios chinos.

Con esa lógica se entiende la proliferación de propuestas como los llamados Carrefour Express -que es la propuesta que está utilizando Carrefour para reconvertir los locales de Norte- o la propuesta Chango Más de Wal-Mart, que ya inauguró su primera tienda en La Rioja y ahora podría llegar a Buenos Aires.

“La demanda está fuerte en todo el país, porque el proceso de gran recuperación del consumo que se había iniciado en la Patagonia ahora se está extendiendo a otras regiones del país”, manifestó Nicolás Braun, director de la cadena La Anónima, que encabeza el comercio minorista en las provincias del Sur.

“En nuestro caso estamos creciendo con locales de entre 800 y 2000 metros cuadrados, apuntando tanto a ciudades nuevas como a otras donde ya estamos”, manifestaron en la compañía.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?