Inicio Empresas y Negocios Una empresa que nació gracias al dulce de leche de la abuela

Una empresa que nació gracias al dulce de leche de la abuela

Compartir

La firma Secretos de Familia ofrece una línea de alfajores y barritas en kioscos y almacenes. Pronto llegarán a los súper y prevén cerrar el año con una facturación de $ 4 millones.

Hace dos años, Walter Magliano decidió que era un buen momento para que la receta del dulce de leche que preparaba su bisabuela Blanca en su casa de Cañuelas dejara de ser un secreto familiar y se convirtiera en un negocio rentable. Con una inversión de $ 600.000, lanzó la empresa Secretos de Familia, con la que produce y comercializa dulce de leche artesanal, alfajores de chocolate y de maicena y barritas de dulce de leche, que –según aclara– respetan la receta original que su familia siguió por tres generaciones con unas leves modificaciones.

“Veníamos trabajando en forma familiar, con la receta que mi bisabuela preparaba los domingos, para las reuniones familiares pero que, más allá de vecinos y amigos, no salía de la familia. Y decidimos llevar a escala esa producción. Creo que ella lo hubiera tomado bien”, señala Magliano.

Desde el comienzo apostaron por crecer en el segmento de dulce de leche y alfajores premium, que desde hace décadas domina la tradicional marca Havanna y a la que hace unos años se sumó también Cachafaz. “Entre esas dos marcas venden 55 millones de alfajores al año. Mientras que el mercado total de alfajores el año pasado rondó los 400 millones de alfajores. Son cifras impresionantes”, explica Magliano, que cuenta con experiencia en empresas de consumo masivo, ya que previamente trabajó en una compañía de jugos.

“Hay dos segmentos muy diferenciados en el negocio de los alfajores, los de consumo masivo y los premium. Nosotros apuntamos al premium porque creemos que hay una oportunidad. Havanna, que es la líder, no está en los kioscos. Ahora se suman cada vez más marcas que intentan ocupar ese espacio”, destaca el emprendedor.

Actualmente, los productos de Secretos de Familia se venden en kioscos y almacenes en Capital Federal, Santa Cruz, Ushuaia, Córdoba y provincia de Buenos Aires. La llegada a las cadenas Open 25 –que cuenta con 150 kioscos en ubicaciones estratégicas en distintos barrios porteños– y 365, con fuerte presencia en hipermercados y shoppings, les permitió crecer rápidamente en ventas. “El mes pasado crecimos en facturación 150% sólo en la cadena Open 25. Creemos que este año vamos a cerrar con una facturación de $ 4 millones”, señala Magliano.

En estos días, además, están cerrando su llegada a los supermercados con presentaciones en cajas para regalo de 6 y 12 alfajores. “Como el producto tiene un vencimiento corto, de 60 a 90 días, hacemos nuestra propia distribución en Capital Federal y Gran Buenos Aires para asegurarnos entregar la mercadería fresca. Son pocas las firmas que van directo al punto de venta”, aclaró Magliano.

Con todo, el emprendedor ya está pensando en sumar nuevos productos, siempre con dulce de leche. “La semana que viene lanzamos el alfajor de dulce de leche y tenemos pensados otros 10 productos más”, se entusiasma. “Hasta el momento nos estamos financiando con recursos propios, pero para crecer estaremos buscando financiación de terceros”, agrega.

Para producir el dulce de leche y los alfajores, Magliano se asoció con dos fábricas ubicadas en la ciudad de Magdalena, provincia de Buenos Aires, que hacen los artículos siguiendo la fórmula de Secretos de Familia. Empezaron con dos empleados y hoy ya son quince.


Fuente: El Cronista

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?