Inicio Empresas y Negocios A pesar de la crisis, las empresas buscan retener a sus empleados

A pesar de la crisis, las empresas buscan retener a sus empleados

El objetivo de las empresas de sobrevivir a la crisis económica puede ser resumido fácilmente: conservar a los empleados para garantizar una rápida recuperación. Ésa es, hasta el momento, la misión que las mayores compañías de todo el mundo están intentando llevar adelante a pesar del crac económico en el que están inmersas.

Por este motivo, los directivos intentan conciliar un bajo presupuesto con la necesidad de evitar que sus empleados busquen mejores posibilidades en la competencia. Así lo reveló un estudio realizado por MetLife en el que se vio reflejado que la retención de empleados es el principal objetivo para las empresas que brindan prestaciones, seguido por el control de los costos y el aumento de la productividad.

En tanto, la situación en la Argentina presenta algunas particularidades y los especialistas detallan un orden de prioridades un tanto diferentes a la luz de los cambios en la seguridad social, como también plazos más extensos de austeridad.

En este marco, las expectativas de los empleados pueden predecir la suerte la firma. Por eso, prestar atención a los cambios de percepción es una de las principales recomendaciones de los analistas.

Ante todo, mantener los beneficios
Los últimos estudios dados a conocer en marzo por MetLife sobre Tendencias en Prestaciones al Empleado, revelan que a pesar de las circunstancias económicas actuales, la conservación del trabajador sigue siendo el objetivo más importante de prestación para las empresas, demostrando que los empleadores ven al talento como una fuente de ventaja competitiva de negocio, tanto en buenas como en malas circunstancias económicas.

Hernán Ventura, director del área de Human Capital Group de Watson Wyatt, explicó a iProfesional.com la situación que atraviesan las compañías a nivel local y en el exterior: “En general lo que está sucediendo es que si bien no se pueden incrementar los beneficios, existe un gran esfuerzo por mantenerlos”.

”Esto tiene lugar especialmente en las firmas que ofrecen cobertura médica y seguro de vida. Las compañías que pensaban implementar el viernes corto, nuevos servicios de comedores y demás, no lo están haciendo, pero se prevé que a largo plazo se mantengan aquellos que los trabajadores ya venían percibiendo”, destacó el especialista.

En el mismo sentido, el informe de MetLife detalló que para los empleados “la protección financiera es una prioridad creciente”. Asimismo, el documento aclaró que la volatilidad del mercado hizo que los mismos “sean más consientes de su exposición personal al riesgo, lo que hace que el 56% exprese que aprecia más que nunca las prestaciones de su lugar de trabajo”.

Tal es así que el estudio también mostró que en los Estados Unidos, el 41% del total de trabajadores y más de la mitad de aquellos que tienen empleadores más importantes –unos con 2.500 o más empleados- consideran firmemente las prestaciones de su lugar de trabajo como el cimiento de su red de seguridad financiera.

Casi la mitad de los que trabajan, -un 46% – admitió que debido a los recientes acontecimientos económicos, tienen más interés en comprender las prestaciones al empleado que reciben por parte de su lugar de trabajo.

Puntualmente, las firmas deben estar advertidas sobre algunos datos. Entre ellos, que “un tercio de todos los trabajadores temen que los empleadores reduzcan las prestaciones en el lugar de trabajo en los próximos 12 meses” algo que puede hacer dudar a un profesional sobre un cambio hacia la competencia.

Sin embargo, menos del 15% de las compañías esperan hacer tales recortes. De acuerdo con el informe, esto se aplica también a los trabajadores más pequeños -aquellos con menos de 500 empleados-, “de los cuales sólo el 14% planea reducir la oferta de prestación al empleado de alguna manera, como resultado de las condiciones económicas desfavorables”.

Tal vez esto sea porque 39% de los empresarios creen que “la moral del lugar de trabajo está estrechamente ligada a la calidad de las prestaciones al empleado”, indicó el informe.

“Con empleados que expresan un mayor aprecio por las prestaciones de su lugar de trabajo, los empleadores tienen una gran oportunidad para maximizar el valor intrínseco de sus programas de prestaciones, tanto para su gente como para su razón de ser,” dijo Bill Mullaney, presidente de Negocios Institucionales de MetLife.

“Es grandioso ver que la mayoría de los empleadores estén enfocados en objetivos de largo plazo para una sustentabilidad continua y están considerando reflexivamente cómo reaccionar ante las actuales presiones económicas”, agregó Mullaney.

Balance del último año
Según puede observarse a través de las entrevistas, para los dependientes, el conocimiento de los programas sustentables de prestaciones no podría llegar en un momento más oportuno. En los últimos 12 meses – con la recesión financiera como un catalizador significativo – los trabajadores han pasado de “la intención” financiera a “la acción.”

Muchos han oído la alarma y han dado pasos para evaluar sus finanzas personales, detalló la consultora. De hecho, “seis de cada diez empleados – y 73% de los mayores nacidos durante la posguerra – dijeron que se han sentido motivados por la economía para revisar sus necesidades de ingreso por retiro”.

Para protegerse contra futuros riesgos financieros, muchos han sido impulsados por la economía actual, también para dar pasos para determinar las necesidades de seguro de vida de su grupo familiar (44%), seguro por discapacidad (38%) y seguro para cuidado a largo plazo (35%). Para aquellos con niños menores de 18 años, aquellos porcentajes trepan al 57%, 49%, y 46%, respectivamente.

Pero las prioridades varían de acuerdo con las edades y el país de residencia. Tal como lo analizó Ventura, “el interés varía de manera importante entre las personas jóvenes y las de mayor edad. Por ejemplo, las primeras buscan tener acceso al crédito, mientras que las últimas dan principal relevancia a los planes de jubilación y pensiones”.

”Naturalmente, la cobertura médica es la más valorada, y es común que entre las edades más jóvenes o cercanas a los 30 años, no se tengan en cuenta los seguros de vida y si piense en especializarse” destacó el especialista de Watson Wyatt.

El escenario futuro
Tal vez debido a los pasos que están comenzando a dar, desde MetLife afirmaron que muchos trabajadores se sienten optimistas con respecto a su futuro financiero a corto plazo. La preocupación más acuciante sigue siendo “poder afrontar el cuidado de la salud en el retiro” citado por el 65% de los empleados, seguido de cerca por “sobrevivir al dinero del retiro”, según lo declarado por el 61%, y la atención a largo plazo de las necesidades del cónyuge, también mencionado por el 61 por ciento.

Además, más de la mitad de los empleados están muy interesados en que sus empleadores les brinden acceso a asesores financieros para tomar decisiones relativas al retiro.

A nivel local, en tanto, “ante la imposibilidad de dar aumentos, los empleadores prefieren hacer excepciones y ser muy selectivos. Eligen a sus principales talentos y buscan mantenerlos mediante premios y condiciones especiales, evitar que dejen la empresa a toda costa”, explicó Ventura.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?