Inicio Eventos y Lanzamientos Eventos Una propuesta para alumnos y escuelas curiosas

Una propuesta para alumnos y escuelas curiosas

Enseñar ciencia no es solo formar futuros científicos, es favorecer la imaginación, estimular la curiosidad y los talentos e iniciar al alumno en el rigor intelectual y el pensamiento critico.

Las ganas constantes de conocer y saber más, de jugar con el mundo y buscar descubrir sus secretos es una motivación que todos pueden tener dentro. Descubrir la verdad aparente de la naturaleza es una satisfacción sin límites de edades.

Existen miles de niños curiosos en nuestras escuelas. Es por eso que el Museo Participativo de Ciencias “Prohibido no Tocar” propone aprovechar las clásicas salidas escolares para “aprender haciendo ciencia” con la participación directa y activa de los alumnos.

El museo cuenta con más de 200 exhibiciones interactivas que permiten vivenciar y comprender al ritmo de cada uno los procesos y conceptos de los procesos científicos. Las mismas están distribuidas en distintas áreas temáticas: óptica, mecánica, percepción visual, matemática, fuerzas de la naturaleza, sonido, tecnología, arte, alimentación y electricidad. Además el museo dispone de un laboratorio donde se desarrollan experiencias de biología, física y química

El museo se propone contribuir con las instituciones educativas en la iniciativa de formar en ciencias a los alumnos desde las edades tempranas, para ello, brinda una perspectiva recreativa a los contenidos académicos, proporcionando la infraestructura necesaria para “materializar” algunos de conocimientos adquiridos en las clases.

Los guías capacitados colaboran en responder las necesidades de los alumnos teniendo en cuenta las edades, intereses y niveles de información. Los objetivos principales son despertar la curiosidad y utilizarla como motivación para la construcción de conocimiento; incentivar la formulación de preguntas, establecer relaciones causales y motivar el pensamiento lógico-matemático.

Se trata de un aprendizaje no formal en ciencias pero a la vez ordenado y sistemático. La dinámica consiste en centrase en conceptos básicos relacionados con algunos fenómenos e intercalarlos con experiencias concretas que permiten satisfacer la curiosidad del alumno a partir de la interacción social y el aprendizaje colaborativo.

Los alumnos no necesitan contar con ningún conocimiento previo más que los adquiridos en el colegio en los programas escolares correspondientes. La duración total de la visita es de aproximadamente dos horas y pueden ser de lunes a viernes a partir de las 9:00. Incluye el recorrido de seis salas que son seleccionadas previamente por los docentes de acuerdo a sus necesidades e intereses de los alumnos y el costo es $12 por chico.

El Museo Participativo de Ciencias es una institución que hace más de 20 años se dedica a la divulgación científica por medios lúdicos y participativos. Cuenta con más de 200 exhibiciones distribuidas en distintas áreas temáticas.

Uno de los objetivos del museo es contribuir con las instituciones educativas en la iniciativa de formar en ciencias desde las edades tempranas. Para ello, brindamos una perspectiva recreativa a los contenidos académicos, proporcionando la infraestructura necesaria para “materializar” algunos de conocimientos adquiridos en las clases.

Adaptamos la temática de las exhibiciones de cada área y las dinámicas de las visitas de acuerdo a los diseños curriculares de cada uno de los niveles escolares.

Algunas de las salas

“No me mates Matemática”:
En esta sala se abordan distintas ramas de la matemática, como la geometría y la aritmética.

Las actividades para los más pequeños (niños de 5 a 8 años) se centran en ejercitar el conocimiento de la simbología numérica y sus usos, seriaciones y operaciones aritméticas simples. Además, a través del juego, se estimula el establecimiento de relaciones entre figuras y cuerpos geométricos simples.

Para los niños entre los 9 y 12 años, las actividades integran los contenidos simples con el trabajo con los sistemas de medición, cálculo de longitud, peso, perímetro, superficie y volumen de figuras y cuerpos más complejos. Además, se introducen las nociones básicas de trigonometría, como el Teorema de Pitágoras.

Los estudiantes de nivel secundario y polimodal encuentran un espacio para jugar con estadística y probabilidades, ecuaciones y funciones algebraicas, trigonometría y geometría. Las problemáticas matemáticas planteadas en esta sala ayudan a ejercitar su pensamiento su lógico deductivo.

“Fuerzas de la Naturaleza”:
Este espacio invita a descubrir los fenómenos naturales y las leyes físicas que los rigen.

A través de esta sala, los niños en etapas escolares iniciales se cuestionen el por qué y cómo se producen fenómenos naturales cotidianos como la formación de las nubes, hasta otros menos usuales como un huracán.

Los estudiantes más avanzados, aquí, no sólo aprenden acerca de las fuerzas naturales sino que pueden asociarlas a los cambios que sufren la materia y la energía.

“No sigas la corriente”:
La energía es una propiedad asociada a los objetos y sustancias y se manifiesta en las transformaciones que ocurren en la naturaleza. En esta sala se tratan, principalmente, las transformaciones que la energía sufre, trabajándose con la energía eléctrica y la magnética. Se recomienda para niños a partir de los 11 años, aproximadamente. Los temas centrales son: el átomo, la electroestática, la corriente eléctrica, la energía solar, magnetismo, imanes… Los chicos pueden investigar sobre el funcionamiento de brújulas, transformadores, dínamos, lámparas, circuitos eléctricos y sus componentes.

“Música, ondas y sonido”:
En esta área se experimenta con los fenómenos sonoros y se descubre la explicación científicas para los mismos.

Los contenidos en este espacio son aptos, en rasgos generales, para todos los niveles. Apuntan al descubrimiento de: cómo se genera el sonido, qué es y cuáles son las fuentes sonoras, en qué condiciones se produce y cómo es percibido por los seres vivientes, cómo se propaga. Los más pequeños utilizan material concreto, como diversas fuentes sonoras con características distintas (como instrumentos musicales), para dar cuenta a estos fenómenos. Los estudiantes de secundaria trabajan con conceptos más complejos como ondas materiales, frecuencia, características de la onda sonora, propagación de ésta en distintos medios, etc.

“La mesa está servida”:
Este espacio está dedicado a la alimentación y los fenómenos involucrados en la alimentación.

Se recomienda a partir de los 8 años. Se introducen conceptos como dieta, pautas para una sana alimentación, distintos tipo, propiedades y procedencias de los alimentos. Por otro lado, se estudia mediante experiencias interactivas el recorrido y el procesamiento que sufre la comida en el tubo digestivo.

Con los estudiantes secundarios, se describen más detalladamente el procesamiento de los alimentos y sus propiedades, los microorganismos que nos ayudan en la digestión, los alimentos transgénicos, entre otros.

“Percepción visual”:
Esta sala los invita a jugar con el sentido de la vista y conocer más acerca de la su funcionamiento. Mediante el juego experimentan ilusiones ópticas y ponen a prueba su capacidad cognitiva. Se recomienda a partir de los 9 años.

“Mecánica”:
La mecánica es la rama de la física que estudia el movimiento de los cuerpos y las fuerzas que lo generan. Esta sala contiene un conjunto de experiencias que buscan demostrar las leyes que gobiernan la mecánica clásica.

Los niños de preescolar y años iniciales de nivel primario, se busca que ellos conozcan las formas de generar movimiento, los factores que lo afectan, las distintas trayectorias de movimiento, y, sencillamente, la noción de velocidad. Se da a conocer a la polea y al engranaje, con el objetivo de que ellos puedan asociarlos con máquinas simples utilizadas en su vida cotidiana.

Los niños se nivel primario y secundario básico, también se espera que exploren los mismos conceptos que los más chicos con la salvedad de que se incorporan elementos más complejos como péndulos y el movimiento de los líquidos.

Los contenidos para los estudiantes a partir de los 15 años son también los mismos, teniendo como eje central el momento cinético.

“Tech”:
Las experiencias de esta sala permiten entender y conocer más sobre avances tecnológicos de esta era. Se recomienda para alumnos de nivel secundario. Mediante explicaciones y experiencias sencillas conocerán los fundamentos del funcionamiento de objetos tecnológicos que revolucionaron la vida cotidiana como: control remoto, el GPS, la computadora, etc.

“Se hizo la luz…”
En este espacio los chicos descubren los distintos fenómenos que acontecen a la luz. Puede ser visitado por niños de todos los niveles.

El trabajo con preescolar y los niveles iniciales de primaria apunta a que ellos identifiquen distintas fuentes luminosas, que traten de explicar qué cambios sufre la luz cuando impacta en el espejo y qué fenómeno se obtiene, que identifiquen distintos tipos de espejos, que puedan manejar instrumentos ópticos (como la lupa) y comprendan qué utilidad tienen.

Se espera que alumnos de los últimos años de primaria y secundaria, puedan describir las distintas fuentes lumínicas y los distintos tipos de luces, experimentando con las distintas luces (policromáticas, láseres, etc.) con las que cuenta la sala. Además, pueden observar los fenómenos de reflexión, refracción y difracción de la luz, mediante la utilización de prismas, lentes y espejos de distintos tipos.

Para más información pueden visitar el sitio web www.mpc.org.ar o llamar al 011 – 4807-3260 o 4806-3454 – Para reservas y consultas info@mpc.org.ar.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?